Escucha esta nota aquí

¿Cuáles son los fármacos eficaces contra el SARS-CoV-2, cuáles se están investigando en la actualidad y cuáles son una trampa? La lista de posibles fármacos milagrosos y verdaderas esperanzas es larga. Es difícil llevar la cuenta, sobre todo porque casi todos los días hay nuevos informes sobre vacunas o medicamentos contra el Covid-19.

Desde el fin de semana, dos conocidos medicamentos están de nuevo en el debate: un tratamiento con anticuerpos de la empresa Eli Lilly, llamado bamlanivimab. Y otro fármaco, REGN-CoV-2, de Regeneron, basado en dos anticuerpos (casirivimab e imdevimab).

Alemania ha comprado ahora estos medicamentos para tratar a los pacientes infectados de alto riesgo: 200.000 dosis a un precio de 2.000 euros por cada una. No es tan barato, pero promete. Al fin y al cabo, el fármaco de Regeneron también se utilizó para tratar al expresidente estadounidense Donald Trump tras infectarse de coronavirus, en octubre del año pasado. Ambos fármacos fueron aprobados de urgencia en Estados Unidos. En la Unión Europea, sin embargo, la aprobación sigue pendiente.

¿Cómo actúan los medicamentos de anticuerpos?

Los dos tratamientos tienen el mismo modo de acción: sus anticuerpos se unen al virus del SARS-CoV-2 en el lugar donde la proteína espícula se adhiere a las células humanas. Eso es para evitar que el virus ingrese a la célula.

Estos llamados "anticuerpos monoclonales" se fabrican en laboratorio y están diseñados para eliminar el virus tras una infección. Monoclonal significa que los anticuerpos utilizados son todos iguales y atacan al virus en un objetivo claramente definido.

El medicamento, fabricado por la empresa estadounidense Regeneron, contiene dos anticuerpos monoclonales. Según Regeneron, el tratamiento conduce a una reducción de la carga viral, es decir, de la cantidad de virus detectable, y a una disminución más rápida de los síntomas.

La ventaja de la fórmula de Regeneron es que aumenta la probabilidad de que, al menos, un anticuerpo pueda ser realmente eficaz en cada aplicación, explicó la viróloga alemana Sandra Ciesek. En cambio, el medicamento de la empresa estadounidense Eli Lilly solo contiene un anticuerpo monoclonal.

"Como una vacuna pasiva"

Los fármacos “actúan como una vacuna pasiva, y la administración de estos anticuerpos puede ayudar a los pacientes de riesgo en las primeras fases a prevenir una evolución grave", dijo el ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn.

Sin embargo, después de una vacunación -a diferencia de la reacción a los medicamentos con anticuerpos- el cuerpo humano forma una mezcla de anticuerpos que pueden unirse al virus en diferentes lugares. En ese caso, los expertos hablan de anticuerpos policlonales.

¿Para qué pacientes son los medicamentos?

Ambos fármacos pueden utilizarse en EEUU para tratar a pacientes de 12 años o más que corren el riesgo de desarrollar síntomas graves de Covid-19. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU., FDA, los medicamentos pueden reducir la probabilidad de un curso grave.

Los pacientes hospitalizados o que requieren oxígeno no pueden recibir el medicamento. Según Regeneron, las personas de prueba cuyo sistema inmunitario aún no había formado sus propios anticuerpos contra el virus fueron los más beneficiados.

De acuerdo con el responsable de la FDA, Stephen Hahn, los mejores resultados se obtuvieron en los primeros diez días tras la infección. Sin embargo, muchos científicos afirman que todavía no hay suficientes datos en general.

Para el ensayo en Alemania, está previsto que primero reciban los fármacos los pacientes que puedan sufrir un curso grave de la enfermedad, o cuyo sistema inmunitario esté tan debilitado que no produzca suficientes anticuerpos.

¿Qué se sabe sobre los efectos secundarios?

En un ensayo clínico, no se produjeron efectos secundarios graves en los pacientes tratados con el medicamento de Regeneron en comparación con un grupo de control. Sin embargo, la FDA señala en un documento de preguntas frecuentes que existe la posibilidad, entre otras cosas, de que se produzcan reacciones de hipersensibilidad graves, como un shock anafiláctico, con los dos anticuerpos utilizados.

Además, podrían causar reacciones como fiebre, escalofríos, náuseas, dolor de cabeza, broncoespasmo, hipotensión, irritación de la garganta, irritación de la piel o mareos. Sin embargo, la FDA también advierte de que pueden producirse efectos secundarios graves e inesperados, ya que el casirivimab y el imdevimab todavía se están estudiando y es posible que aún no se conozcan todos los riesgos.

La Agencia Europea Medicamentos (EMA) aún no tiene en marcha un proceso de aprobación de dicha terapia con anticuerpos. Sin embargo, Regeneron, junto con la empresa farmacéutica Roche como socio, tiene previsto solicitar la aprobación en la UE. Es probable que Eli Lilly y otras empresas le sigan pronto. 

Comentarios