Escucha esta nota aquí

Los restos del expresidente ecuatoriano Gustavo Noboa Bejarano, fallecido esta semana en Estados Unidos, llegaron el sábado a la ciudad costera de Guayaquil, donde fueron recibidos en una ceremonia especial con honores de Estado.

El féretro cubierto por la bandera de Ecuador llegó en el avión presidencial y estuvo custodiado por oficiales de la Marina en su recorrido por la pista de la base aérea Simón Bolívar.

Tras la ceremonia, el cortejo tenía previsto recorrer algunas avenidas de la ciudad hasta llegar a Parques de la Paz, en el cantón Daule, donde el domingo, tendrá lugar un sepelio privado.

Noboa, quien gobernó entre 2000 y 2003, falleció el 16 de febrero en un hospital de la ciudad de Miami, a los 83 años de edad y tras sufrir un paro cardíaco cuando se recuperaba de una cirugía, según dijeron sus allegados.

El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, decretó duelo nacional por tres días y en Twitter se refirió a Noboa como un "dilecto amigo, demócrata respetado, formador moral de juventudes, patriota".

Noboa gobernó el país en uno de los periodos más polémicos de la historia nacional y en medio de una de las peores crisis financieras del país.

Antes fue vicepresidente (entre 1998 y 2000), del gobierno del democristiano Jamil Mahuad, que enfrentó duras protestas sociales por unos ajustes económicos impopulares y fue derrocado por el Congreso que declaró un supuesto "abandono del cargo".


Comentarios