Escucha esta nota aquí

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este viernes que reformulará una polémica iniciativa de reforma tributaria presentada al Congreso y rechazada con masivas protestas por castigar a la clase media en plena pandemia.

"He dado una instrucción muy clara al ministerio de Hacienda para que (...) construya un nuevo texto con el Congreso que recoja el consenso y que permita también nutrirse de propuestas valiosas" de los partidos y la sociedad civil, declaró en su programa cotidiano de televisión.

Entre otras medidas, aseguró que la nueva propuesta descarta el aumento del impuesto al IVA para servicios y bienes, así como la ampliación de la base de contribuyentes con impuesto de renta.

Mientras, unos 3.000 uniformados fueron desplegados en la ciudad colombiana de Cali, tras los disturbios que siguieron a las masivas protestas contra el proyecto de reforma tributaria.

Cali será militarizada

"Vamos a militarizar la ciudad, porque lamentablemente las personas que salieron a hacer la marcha pacífica (el miércoles y jueves) ya no están en las calles, los que están son vándalos robando, atacando", dijo a Blu Radio Clara Luz Roldán, gobernadora del Valle del Cauca, departamento cuya capital es Cali.

Tras un consejo de seguridad extraordinario en la ciudad, el ministro de Defensa, Diego Molano, informó sobre la captura de 30 personas y la expulsión de seis venezolanos "comprometidos en hechos violentos de la protesta" en la ciudad de 2,2 millones habitantes.

"Hemos identificado que los hechos violentos en Cali han sido premeditados, planeados y patrocinados por organizaciones criminales", agregó, sin dar más detalles.

La alcaldía registró más de 20 heridos entre civiles y miembros de la fuerza pública así como afectaciones en más de 30 buses, ocho estaciones de servicio público y medio centenar de establecimientos.

En respuesta a los disturbios, Molano anunció la llegada de más de 700 soldados, 500 hombres de la fuerza antidisturbios (Esmad), 1.800 policías, dos helicópteros y 60 motos que apoyarán a la fuerza pública. "No vamos a descansar hasta que Cali duerma tranquila", aseveró el ministro.

Comentarios