Escucha esta nota aquí

Un grupo de organizaciones humanitarias de El Salvador rechazó la "agresión" y "ataques" del presidente Nayib Bukele contra dos de ellas, que representan a los sobrevivientes de la masacre de 1.000 campesinos en El Mozote (1981), a las que acusó de ser "grupos de fachada" del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

La noche del jueves, el mandatario aseguró que el Ejército bloqueó una diligencia judicial relacionada con la masacre para evitar que, a su juicio, el procurador de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, y las "oenegés de fachada del FMLN" conozcan archivos secretos.

Esto en referencia a las organizaciones Tutela Legal "María Juilia Hernández" y Cristosal, cuyos abogados representan a las víctimas y sobrevivientes de la masacre de El Mozote en el proceso penal contra más de una docena de militares retirados.

Para Manuel Escalante, subdirector del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (UCA), este tipo de señalamientos, que se dieron en una cadena nacional de radio y televisión, le recuerdan a los ataques que recibieron los padres jesuitas antes ser ejecutados en 1989.

Sostuvo que son "mensajes de normalización de ataques" contra los activistas de derechos humanos y que también afectan "a las víctimas que estas organizaciones acompañamos".

Por su parte, Ovidio Mauricio, coordinador de Tutela Legal, apuntó que el señalamiento de Bukele "es una agresión, verbal, pero es una agresión".

El presidente Bukele, había descalificado una serie de archivos militares supuestamente relacionados con la masacre de unos 1.000 campesinos en El Mozote en 1981, que fueron presentados este jueves y que se entregarán al juez del proceso y a la Fiscalía General de la República (FGR).