Escucha esta nota aquí

La jornada electoral en Estados Unidos no se redujo a la elección del presidente. También se renueva la Cámara Baja y un tercio del Senado, además de legisladores locales y algunos gobernadores, donde hubo algunas sorpresas y varios personajes que llamaron la atención no solo por sus cualidades políticas, sino también por sus profesiones o por el hecho de estar en la papeleta a pesar de no seguir en el mundo de los vivos.

En el primer caso se encuentra el demócrata Mark Kelly, un exastronauta que desbancó a la senadora republicana Martha McSally en Arizona y les dio un importante triunfo a los demócratas. Kelly viajó en 2001, 2006 y 2008 a la Estación Espacial Internacional y está casado con Gabrielle Giffords, exrepresentante de Arizona que sufrió un grave atentado en 2011, donde murieron seis personas.

Kelly obtuvo el 52,63 por ciento de los votos y dejó fuera de la Cámara Alta a McSally, expiloto militar. Sarah McBride, por su parte, rompió esquemas desde otra perspectiva, al convertirse en la primera senadora estatal transgénero de la historia de Estados Unidos. 

McBride entrará al Senado de ese estado, y no a la Cámara Alta federal, logrando ser la funcionaria transgénero de mayor rango en el país. "Lo hemos conseguido, hemos ganado las elecciones. Espero que esta noche demuestre a un niño LGBTQ que nuestra democracia es lo suficientemente grande también para él”, dijo en un comunicado la nueva senadora demócrata, que venció a su rival republicano por un amplio margen.

Ganó pese a tener todo en contra

En Dakota del Norte, en tanto, se vivió un hecho insólito: el candidato ganador para asumir un puesto en la Cámara de Representantes local es un señor que murió hace un mes. El republicano David Andahl tenía 55 años cuando fue ingresado de urgencia a un centro hospitalario en octubre, aquejado por un fuerte cuadro desatado por el Covid-19. El político se contagió de SARS-CoV-2 durante la campaña. Poco después, falleció en ese centro asistencial.

Sin embargo, su nombre siguió presente en las papeletas, pues muchas de éstas ya habían sido distribuidas. En Dakota del Norte la votación comenzó 40 días antes de las elecciones, para que soldados desplazados y ciudadanos que votan desde fuera del país también alcanzaran a participar en el proceso. 

El fiscal general de Dakota, Wayne Stenehjem, explicó que las papeletas a favor de Andahl deben ser contadas, según la ley vigente. "Si un candidato fallecido recibe la mayoría de los votos, el candidato es elegido”, dijo. La ley estipula la fórmula para reemplazarlo, añadió.

Varios latinos consiguieron también un puesto en la Cámara de Representantes federal. La más conocida es la neoyorkina Alexandria Ocasio-Cortez, destacada miembro del ala más izquierdista del Partido Demócrata, quien derrotó cómodamente a su rival republicano: 68,8 por ciento contra el 30,6. 

A ella se sumarán el demócrata Ritchie Torres (Nueva York), su correligionaria Teresa Leger Fernández (Nuevo México) y los republicanos Carlos Giménez (Florida) y María Elvira Salazar (Florida), que derrotó a la congresista demócrata Donna Shalala.