Escucha esta nota aquí

Una mayoría de los europeos -un 58 %- tiene una perspectiva más optimista respecto a su futuro personal que al de su país, apunta un estudio presentado por la fundación Bertelsmann, elaborado sobre la base de un sondeo que se realizó entre 12.933 ciudadanos de Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Polonia y España antes de la crisis del coronavirus. Los analistas hablan de la "paradoja del optimismo", que refleja una mayor confianza en las propias fuerzas que en las de la sociedad.

Sin embargo, ese optimismo en lo personal baja entre los seguidores de formaciones ultraderechistas, prosigue el estudio, que especifica ahí los casos de Alemania, Francia, Polonia, Italia, Bélgica y Holanda.

Entre los partidarios de Alternativa para Alemania (AfD), el porcentaje de los pesimistas sube al 66 %, en lo que se refiere al futuro personal, y al 90 %, en cuanto al de su país.

En Francia, un 82 % de los seguidores de la ultraderechista Marine Le Pen ve tan negativo su futuro como el de su país; entre los de la Liga italiana, el porcentaje de quienes contemplan con pesimismo su situación personal es de un 62 % y hasta un 81 % en lo que respecta a Italia.

Rompe esa tendencia el electorado del ultraconservador partido gubernamental polaco Ley y Justicia (PiS), con una perspectiva claramente optimista -un 80 %- tanto en lo que respecta a lo personal como al futuro del país.

Comentarios