Escucha esta nota aquí

Una mujer que había salido a correr en un bosque bávaro notificó a los servicios de emergencia que había encontrado una granada de mano de la Segunda Guerra Mundial, pero el objeto hallado resultó ser un juguete sexual, informó la policía alemana.

La deportista, quien se encontraba en el bosque de Sonnen, en Passau, cerca de la frontera con República Checa y Austria, encontró una bolsa transparente que contenía varios objetos, uno de los cuales confundió con una granada de mano. Ante el sorprendente hallazgo, llamó a la brigada de emergencia para la "eliminación de explosivos peligrosos".

Los expertos que llegaron al lugar del hallazgo confirmaron rápidamente que todo se trataba de un malentendido: en la bolsa plástica, además del juguete sexual de goma con forma de granada, se encontraron preservativos y gel lubricante.

"La búsqueda en internet confirmó las sospechas. En efecto, existen juguetes sexuales en forma de granadas de mano. Y de eso se trata lo que encontramos aquí", explicó la policía.

Es de suponer que alguien simplemente quería deshacerse de los objetos y no tirarlos a la basura, agregó un portavoz de la policía.

Luego de 75 años del final de la Segunda Guerra Mundial, el descubrimiento de explosivos olvidados u ocultos sigue ocurriendo a menudo en Alemania. Cada año, los expertos desactivan alrededor de 5.500 bombas, además de toneladas de otras municiones. A menudo, es necesario evacuar barrios enteros para desactivar las bombas.

La mayor evacuación de este tipo desde 1945 se produjo en septiembre de 2017 en Fráncfort del Meno, donde se encontró una enorme bomba británica con una carga explosiva de 1,4 toneladas. Cerca de 60 mil habitantes tuvieron que abandonar sus hogares.


Comentarios