Escucha esta nota aquí

Estados Unidos autorizó este viernes (19.11.2021) las dosis de refuerzo de las vacunas contra el Covid-19 para todos los adultos e instó especialmente a los mayores de 50 años para que se vacunen, con el fin de evitar un aumento de los casos de coronavirus en el invierno, incluso antes de que millones de estadounidenses viajen para las vacaciones.

La directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, dio luz verde a los antídotos de Pfizer y de Moderna para que los mayores de 18 años en Estados Unidos puedan recibir la dosis de refuerzo, que previamente había recomendado un comité científico que asesora a los CDC.

"Las dosis de refuerzo han demostrado la capacidad de aumentar de forma segura la protección de la gente frente a los contagios y una evolución grave (de la enfermedad); y son una herramienta importante de salud pública para fortalecer nuestras defensas contra el virus conforme entramos en las vacaciones de invierno", indicó Walensky.

Los CDC también llamaron a quienes han cumplido los requisitos pero que aún no se han inscrito para un refuerzo, a dejar de posponerlo, y añadió que los adultos mayores y toda persona bajo condición de riesgo como obesidad, diabetes u otros problemas de salud deben tratar de conseguir la vacuna antes la temporada de vacaciones.

Una lista confusa

Hasta ahora, los estadounidenses se enfrentaban a una lista confusa de refuerzo que variaba en función de la edad, el estado de salud y el tipo de la vacuna que habían recibido. Pero la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) autorizó cambios en los refuerzos de Pfizer y Moderna para facilitar las cosas.

Con las nuevas normas, cualquier persona de 18 años o más puede elegir un refuerzo de Pfizer o Moderna seis meses después de su última dosis. Para los que que se haya vacunado con una sola dosis de Johnson & Johnson, la espera ya era de dos meses. Y se autorizó mezclar y combinar refuerzos de cualquier empresa.

En los Estados Unidos, los diagnósticos de COVID-19 han aumentado de forma constante en las últimas tres semanas, especialmente en los estados en los que el clima es más frío.

 

Comentarios