Escucha esta nota aquí

Estados Unidos anunció el viernes (22.10.2021) que ofrece hasta 10 millones de dólares por un empresario colombiano fugitivo de la justicia y socio de Alex Saab, extraditado días atrás a Miami por blanqueo de dinero y cercano al presidente venezolano Nicolás Maduro.

"Hoy el Departamento de Estado anunció una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca al arresto y/o condena de Álvaro Pulido Vargas, ciudadano colombiano vinculado al corrupto régimen de Maduro", tuiteó el portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price.

El Departamento de Estado señaló en un comunicado que esta oferta complementa una acusación penal de la fiscalía estadounidense contra Pulido, de 57 años, "por lavado de dinero en relación con un esquema de soborno extranjero".

El jueves, el Departamento de Justicia informó que Pulido y otros dos colombianos y dos venezolanos fueron imputados por un gran jurado del Distrito Sur de Florida por su presunta participación en una red que blanqueó dinero de un programa para suministrar comida y medicina a Venezuela.

Según la acusación del 7 de octubre, Pulido y sus cómplices pagaron sobornos para obtener contratos con entidades gubernamentales venezolanas para importar y distribuir cajas de alimentos y medicinas en Venezuela a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa de propiedad y control estatal.

Supuestamente inflaron los costos y en 2015-2020 se confabularon para blanquear el dinero obtenido.

La acusación señala que los cinco imputados y sus colaboradores recibieron casi 1.600 millones de dólares de las autoridades venezolanas y transfirieron 180 millones a través o hacia Estados Unidos.

Por esto, Pulido, también llamado Germán Enrique Rubio Salas y apodado Cuchi, afronta cuatro cargos de lavado de dinero y uno de conspiración para blanquear fondos, todos asociados con presuntas violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA por sus siglas en inglés).

También fueron acusados de los mismos delitos José Gregorio Vielma Mora, gobernador del estado venezolano de Táchira entre 2013 y 2017, y el hijo de Pulido, Emmanuel Enrique Rubio González, de 32 años, así como el colombiano Carlos Rolando Lizcano Manrique, de 50 años, y la venezolana Ana Guillermo Luis, de 49.

Si son declarados culpables, cada uno enfrenta una pena máxima total de 100 años de prisión.

Comentarios