Escucha esta nota aquí

Estados Unidos condenó "enérgicamente" este sábado el "uso de tácticas duras contra manifestantes y periodistas" en medio de las protestas convocadas en distintas ciudades de Rusia por los seguidores del opositor Alexéi Navalny, y pidió la liberación "inmediata e incondicional" del activista.

"Estados Unidos condena enérgicamente el uso de duras tácticas contra manifestantes y periodistas este fin de semana en ciudades de toda Rusia", escribió el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado.

La detención de Navalny y de más de 2.800 de sus partidarios son "indicios preocupantes de nuevas restricciones a la sociedad civil y las libertades fundamentales", agregó.

"Pedimos a las autoridades rusas que liberen a todos los detenidos por ejercer sus derechos universales y la liberación inmediata e incondicional" de Navalni, dijo Price.

El Departamento de Estado también instó a Moscú a cooperar "plenamente" con "la investigación de la comunidad internacional sobre el envenenamiento" de Navalny y a "explicar de manera creíble el uso de un arma química" en su territorio.

Por su parte, el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijo "deplorar" las detenciones y "el uso desproporcionado de la fuerza" en las manifestaciones organizadas hoy en Rusia en apoyo al líder opositor Alexéi Navalny, en prisión preventiva.

"Siguiendo con preocupación los acontecimientos que se están desarrollando en Rusia. Deploro las detenciones generalizadas, el uso desproporcionado de la fuerza y los cortes en las conexiones a internet y telefónicas", escribió jefe de la diplomacia comunitaria en su perfil deTwitter.

Asimismo, añadió que los ministros de Exteriores de los Veintisiete debatirán "los próximos pasos" al respecto en la reunión que celebrarán el lunes.

En Rusia, decenas de miles de personas en todo el país respondieron al llamado de Navalny a manifestarse, que emitió después de que lo detuvieran en un aeropuerto de Moscú a su llegada de Alemania, donde se estaba recuperando de un envenenamiento casi fatal con un agente nervioso.

Comentarios