Escucha esta nota aquí

Dos de cada tres papeletas de los votantes latinoamericanos en estas elecciones presidenciales en Estados Unidos fueron para Joe Biden. Como vicepresidente de Barack Obama, Biden fue el hombre que se encargaba de Latinoamérica. Los expertos opinan que habrá más cooperación ahora que con Donald Trump. El demócrata ha nombrado a Juan Sebastián González, oriundo de Colombia, como su "Asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental". Estos son solo algunos de los retos más importantes que tendrán que abordar en conjunto:

Controlar la migración:

La migración es, en verdad, el tema de América Latina en el que el presidente saliente y el futuro difieren con más claridad: Donald Trump, que hubiera preferido evitar cualquier tipo de inmigración a Estados Unidos, y Joe Biden, que promete darles, a los que inmigraron cuando eran niños, la oportunidad de adquirir la ciudadanía estadounidense. Pero el verdadero problema para Estados Unidos sigue estando en la frontera con México, donde millones de personas sueñan con un futuro mejor en el norte del continente. Quien crea que Joe Biden le extenderá la alfombra roja, está equivocado. Dos de sus asesores lo dejaron claro en una entrevista escrita con la agencia de noticias española EFE, a finales de diciembre de 2020: "Los migrantes y solicitantes de asilo no deben creer en ningún caso que la frontera se abrirá de repente". Sin embargo, Biden quiere acelerar el proceso de asilo para que haya más solicitantes en EEUU. Además, Biden ha destinado un total de cuatro mil millones de dólares a ayudar a los gobiernos de Centroamérica a controlar la pobreza, la violencia, y así combatir el mismo tiempo el goteo permanente de gente que huye de sus países de origen.

Fondos para Centroamérica

Además de México, Biden se centrará también en Guatemala, El Salvador y Honduras. Harold Trinkunas, de la Universidad de Stanford, California, resume el dilema en entrevista con DW: "El gobierno de Guatemala se ha desvinculado de la Comisión contra la Corrupción respaldada por la ONU. El gobierno de El Salvador está gobernando cada vez más autoritariamente, y el presidente de Honduras está acusado de participar en el tráfico internacional de drogas". La cooperación con México tampoco será fácil. La política de "abrazar en lugar de disparar" del presidente Andrés Manuel López Obrador a los cárteles de la droga, cuya excesiva violencia ha originado la expulsión de innumerables mexicanos de su tierra natal, no ha funcionado, explica a DW, por su parte, Shannon O'Neil, del Consejo del Laboratorio de Ideas de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, en una entrevista con la revista America's Quarterly.

Superar el COVID-19

El problema más urgente en este momento es, probablemente, la crisis de coronavirus. No solo la enfermedad en sí, sino también las contramedidas de muchos gobiernos y el debilitamiento del comercio mundial han hecho que la economía, ya de por sí tambaleante, de EE.UU. se derrumbe. No habrá un importante programa de estímulo económico de Estados Unidos para la región, pero sí ayuda médica, sobre todo en la distribución de vacunas. A Estados Unidos le preocupan dos cosas, dice Trinkunas: "Estados Unidos todavía considera a América Latina como un socio comercial importante, y una crisis de salud en curso en el sur podría llevar a más gente a buscar suerte en el norte".

China acapara terreno en América Latina

Biden describió la creciente influencia de China en América Central y del Sur como una amenaza para la seguridad nacional. La razón, según él, es la falta de liderazgo del gobierno saliente. México es ahora el único país grande de la región que todavía sigue muy ligado económicamente a Estados Unidos. Para el resto de la región en su conjunto, China es el principal socio comercial. En algunos países, las finanzas públicas dependen en gran medida de la demanda china. Ecuador, por ejemplo, vende casi el 100 por ciento de sus exportaciones de petróleo al país más poblado del mundo .

Venezuela y Cuba

La falta de perspectivas, el crimen y el terror que siembran de las pandillas leales al gobierno de Nicolás Maduro han expulsado a millones de venezolanos del país. Los efectos también se pueden sentir en EE. UU. Además, está presente también el narcotráfico que, según EE.UU., se dirige hacia el norte desde los países andinos, vía Venezuela, con la participación directa del gobierno. Joe Biden declaró el objetivo de restaurar la democracia en Venezuela. La pregunta es ¿de qué manera?

El acercamiento de Estados Unidos a Cuba bajo el gobierno de Barack Obama fue visto por muchos observadores como prometedor. Por el contrario, para los cubanos en le exilio fue un asunto muy controvertido; en Florida, la mayoría votó por Donald Trump en las últimas elecciones. Revirtió parte de la "normalización" al comienzo de su presidencia, y pocos días antes del final de su mandato volvió a poner al país en la lista de “patrocinadores del terrorismo”. Esto dificultará que Biden continúe el deshielo donde lo dejó el gobierno demócrata en 2017, dijjo John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, a la BBC, porque Trump citó los vínculos de Cuba con Venezuela como una de las razones para ello.

Comentarios