Escucha esta nota aquí

El fundador de Alibaba Group, Jack Ma, que ha rara vez sido visto en público desde que comenzó una oleada de presión regulatoria sobre su imperio comercial, a fines del año pasado, se encuentra actualmente en Hong Kong y se ha reunido con socios comerciales en los últimos días, dijeron dos fuentes a la agencia informativa Reuters.

El multimillonario chino ha mantenido un perfil bajo desde que pronunció un discurso en octubre del año pasado en Shanghai criticando a los reguladores financieros de China. Eso desencadenó una cadena de eventos que afectó al Grupo Ant.

Si bien Ma hizo un número limitado de apariciones públicas en China continental después de eso, mientras se especulaba sobre su paradero, una de las fuentes dijo que la visita marcó su primer viaje al centro financiero asiático desde octubre pasado.

Alibaba no respondió de inmediato a las solicitudes de pronunciamiento oficial al respecto.

Las fuentes se negaron a ser identificadas debido a razones de confidencialidad.

Reuniones de bajo perfil

Ma, otrora el empresario más famoso y franco de China, se reunió al menos con "algunos" socios comerciales durante las comidas la semana pasada, dijeron las personas.

Ma, que reside principalmente en la ciudad de Hangzhou, en el este de China, donde tiene su sede su imperio comercial, posee al menos una casa de lujo en la ex colonia británica que también alberga algunas de las operaciones comerciales en el extranjero de sus empresas.

Alibaba también cotiza en la Bolsa de Hong Kong, además de Wall Street.

JAck Ma, exprofesor de inglés, desapareció de la vista del público durante tres meses antes de aparecer en enero. Eso alivió la preocupación por su inusual ausencia e impulso las acciones de Alibaba al alza.

En mayo, Ma realizó una visita poco común al campus de Hangzhou de Alibaba durante el evento anual para el personal y la familia "Ali Day" de la empresa, dijeron fuentes de la compañía.

Prosperidad y regresión regulatoria

El 1 de septiembre, las fotografías de Ma visitando varios invernaderos agrícolas en la provincia oriental de Zhejiang, hogar de Alibaba y su filial de tecnología financiera Ant, se volvieron virales en las redes sociales chinas.

Al día siguiente, Alibaba dijo que invertiría 100.000 millones de yuanes (15.500 millones de dólares) para 2025 en apoyo de la "prosperidad común", convirtiéndose en el último gigante empresarial en comprometerse a apoyar la iniciativa de reparto de la riqueza impulsada por el presidente Xi Jinping.

Alibaba y sus rivales tecnológicos han sido objeto de una amplia represión regulatoria en temas que van desde señalamientos de presunto comportamiento monopólico hasta violaciones a los derechos del consumidor. El gigante del comercio electrónico fue multado con un récord de 2.750 millones, en abril, por presuntas violaciones a las normas antimonopolios.

Comentarios