Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, aseguró este miércoles (11.11.2020) que la Policía actuó diligentemente en el incendio de una comisaría de la institución en el municipio de Soacha, cerca de Bogotá, en el que murieron en septiembre nueve jóvenes que estaban detenidos.

"Una vez sucedieron los lamentables hechos, donde resultaron lesionados un grupo de personas que se encontraban detenidas, inmediatamente nuestros policías actuaron para responder a la emergencia provocada por los mismos retenidos prestando los primeros auxilios y coordinando su traslado a los centros de salud cercanos", afirmó en una declaración el jefe de la cartera de Defensa.

El concejal de Bogotá Diego Cancino, del partido Alianza Verde, expresó que el hecho "ocurrió el pasado 4 de septiembre en la estación de Policía de San Mateo, en Soacha" y explicó que no trascendió antes porque las madres de los muchachos fallecidos "tienen miedo" de aparecer en público porque "recibieron amenazas".

Cancino detalló que el incendio comenzó cuando uno de los detenidos prendió fuego a una cobija y que el día de los hechos murió un joven, mientras que los otros ochos fallecieron en fechas posteriores en clínicas a donde fueron llevados por la gravedad de las quemaduras sufridas.

Ante esto, Trujillo -que estuvo acompañado del director de la Policía, el general Oscar Atehortúa- rechazó "con vehemencia, la campaña de deslegitimación y desprestigio de sectores que hacen politiquería con la muerte" en contra de la institución.

La Policía de Cundinamarca confirmó ocho fallecimientos y señaló que por estos hechos se abrió una investigación disciplinaria interna y la Fiscalía comenzó una penal. Según la Policía, ese día en la Estación de San Mateo, en Soacha, había 11 personas detenidas que prendieron fuego a sus colchonetas y "como consecuencia de estos hechos, la totalidad de los presuntos responsables resultaron lesionados con quemaduras de primer y segundo grado".

Sobre este caso, la Procuraduría (Ministerio Público) comunicó que asumirá la investigación que busca "establecer las acciones desplegadas por los uniformados una vez iniciado el incendio", así como conocer "si son ciertas las denuncias de que en el lugar permanecían 20 jóvenes quienes protestaron porque se les habría negado la posibilidad de tener una visita familiar".

Cinco días después de ese incidente, la Policía de Bogotá se vio involucrada en un escándalo por el uso excesivo de fuerza de dos de sus integrantes al arrestar a un hombre de 46 años que murió horas después en el hospital, lo que desencadenó una ola de protestas en la capital colombiana y en Soacha, en las que perdieron la vida otras 13 personas.

ama (efe, afp, El Tiempo, Radio Santa Fe, Noticias Caracol)