Escucha esta nota aquí

El régimen del presidente Bashar al Asad ejecutó a 24 personas acusadas de ocasionar incendios forestales que dejaron tres muertos a finales del verano de 2020, indicó la agencia oficial siria de noticias SANA este jueves (21.10.2021).

Los 24 "criminales" fueron ajusticiados el miércoles, según el medio, y fueron imputados de haber "cometido actos terroristas" al provocar incendios con materiales inflamables que "causaron muertes y destruyeron infraestructura estatal y propiedad pública".

Otras 20 personas, incluidos cinco menores de edad, fueron condenadas a penas que van desde 10 años de prisión hasta cadena perpetua.

Según la agencia, los condenados "confesaron haber celebrado reuniones para planificar los incendios y haberlos provocado".

Estos incendios devastaron las provincias de Latakia y Tartous, en la costa mediterránea, y la de Homs en el centro del país.

Estas regiones habían experimentado en septiembre y octubre de 2020 cerca de 187 quemas de bosques que afectaron a 280 localidades y dejaron al menos tres muertos y decenas de heridos, según medios oficiales.

Según Amnistía Internacional, el régimen sirio sigue utilizando el ahorcamiento. La organización de derechos humanos señala en su último informe sobre condenas a muerte y ejecuciones publicado este año que pudo "corroborar información que indica que se llevaron a cabo ejecuciones en Siria en 2020", pero que no contaba con información suficiente "para avanzar una cifra mínima fiable".

Comentarios