Escucha esta nota aquí

La extradición de Ricardo Martinelli ocurrió casi un mes después de que Guatemala entregara a Estados Unidos a su hermano Luis Enrique, acusado del mismo delito por la trama de corrupción de la constructora brasileña en América Latina.

Ricardo Alberto, de 42 años, fue movilizado desde una cárcel en el este de Ciudad de Guatemala hacia la Fuerza Aérea Guatemalteca, en el sur capitalino, a bordo de una camioneta con los vidrios polarizados, constató la AFP. Una fuente oficial confirmó horas después la partida del vuelo con el hijo del exmandatario.

Además de la de Ricardo Martinelli, estaba prevista la extradición este viernes de otras tres personas, dos de ellas buscadas por narcotráfico. El traslado fue diferente al de su hermano, de 39 años, quien fue llevado en una patrulla con los vidrios transparentes y los medios pudieron observarlo al momento de ingresarlo al mismo recinto militar, antes de viajar a Nueva York.

Dinero ilegal de Odebrecht a través de cuentas en EEUU y Suiza

Los hermanos Martinelli son acusados por Estados Unidos de recibir en torno a 28 millones de dólares de Odebrecht, de los que unos 19 millones transitaron por cuentas estadounidenses antes de acabar en otras, principalmente en Suiza.

Ambos fueron detenidos el 6 de julio de 2020 en el aeropuerto internacional de Guatemala cuando hacían escala en un vuelo privado que pretendía llevarlos a Panamá. La justicia estadounidense los acusó el 4 de febrero de este año de cinco cargos, entre ellos el de conspirar para lavar dinero y ocultar la operación. El pasado 16 de noviembre la jueza del tribunal federal de Brooklyn Marcia Henry denegó la libertad bajo fianza de Luis Enrique.

Panamá también reclama a los hermanos Martinelli por un megaescándalo de corrupción conocido como "Blue Apple", pero la ley guatemalteca establece que la prioridad la tiene el país que haga primero la solicitud, en este caso Estados Unidos, según la Fiscalía local. Además, Guatemala y Panamá no cuentan con un tratado de extradición, por lo que las autoridades panameñas tendrán que hacer el pedido a la justicia estadounidense.

Ricardo Alberto y Luis Enrique fueron electos como diputados suplentes al Parlamento Centroamericano, con sede en Guatemala, pero el ente descartó días después de la detención juramentarlos ante sospechas de que buscaban inmunidad para evadir a la justicia.

Comentarios