Escucha esta nota aquí

Un enorme incendio arrasó una prisión superpoblada cerca de la capital de Indonesia, matando a al menos 41 reclusos e hiriendo a otros 80, informaron fuentes oficiales este miércoles.

Los responsables de la prisión indicaron en un comunicado que el fuego se inició de madrugada y supuestamente a raíz de un cortocircuito en el Bloque C del recinto penitenciario de Tangeran, designado para los reos con delitos de drogas y donde en el momento del incidente se encontraban al menos 122 personas.

Las imágenes de televisión mostraban a los bomberos luchando por extinguir las llamas mientras columnas de humo negro salían del recinto. Decenas de cuerpos en bolsas naranjas fueron colocados en una sala de la prisión de Tangerang, en las afueras de Yakarta.

Unas dos horas después de extinguidas las llamas, cientos de de policías y soldados se desplegaron alrededor de la prisión para evitar que los presos se escapen, dijo el jefe de la Policía de Yakarta, Fadil Imran.

Dos extranjeros entre los fallecidos

El ministro de Justicia y Derechos Humanos del país, Yasonna Laoly, dijo que dos extranjeros de nacionalidad portuguesa y sudafricana se encontraban entre los fallecidos.

Durante una rueda de prensa, Rika Aprianti, la portavoz del departamento de correccionales del Ministerio de Justicia, confirmó el número de muertos y reveló que todavía se estaba intentando recatar a las víctimas además de que se había abierto una investigación sobre el incendio.

Conforme a los últimos datos oficiales publicados por el Gobierno, más de 2.000 presos se encuentran recluidos en la prisión de Tangerang, una población de reclusos que excede en más del 245 % la capacidad máxima de 600 reos en el recinto.

Comentarios