Escucha esta nota aquí

Manifestantes opositores al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se concentraron el sábado (10.10.2020) por la noche en Israel, pese a las medidas que limitan las manifestaciones por la pandemia del nuevo coronavirus.

Esta protesta, que tuvo lugar en puentes e intersecciones de todo Israel, es la tercera de la semana y, según medios locales, la más masiva de los cinco meses consecutivos de manifestaciones semanales contra el mandatario.

Tal como viene sucediendo desde hace diez días, las protestas de este sábado estuvieron condicionadas por las fuertes restricciones impuestas por el Gobierno a finales de septiembre, que prohíben a los participantes desplazarse más allá de un kilómetro de sus domicilios.

Esta decisión no hizo más que sacar a más gente a las calles, contra lo que muchos consideran una medida "draconiana" y, según el movimiento Banderas Negras, parte importante de las protestas, fueron más de 200.000 personas las que se manifestaron en la jornada.

En Jerusalén, los manifestantes, con banderas israelíes y pancartas en las que se podía leer "Vete", respetaron estas reglas.

En Tel Aviv, donde se concentraron miles de personas según AFP, se produjeron enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que, de acuerdo con la policía, no respetaron las reglas de distancia requeridas y se desplazaban sin coordinación.

Con más de 280.000 casos confirmados y más de 1.900 muertes, para una población de nueve millones de habitantes, Israel es uno de los países con una de las tasa de infección más alta en el mundo.

El ministerio de Salud exhortó a la vigilancia a la comunidad ultraortodoxa durante la fiesta judía de Simjat Torá, que tiene lugar el sábado por la noche.

jc (efe, afp)