Escucha esta nota aquí

Jamal Edwards, un empresario musical británico que defendió el rap y el grime del Reino Unido y ayudó a lanzar las carreras de artistas como Ed Sheeran, Jessie J y Stormzy, ha muerto a la edad de 31 años.

Su madre, la locutora Brenda Edwards, dijo este lunes (21.02.2022) que su hijo había muerto el día anterior tras una enfermedad repentina. Dijo que la familia estaba "completamente devastada. Él era el centro de nuestro mundo".

SBTV en YouTube

Edwards fundó el canal de música online SBTV cuando era un adolescente en 2006. Frustrado por no poder encontrar la música que le gustaba en Internet, empezó a filmar actuaciones de amigos en su barrio del oeste de Londres. SBTV cuenta ahora con más de 1,2 millones de suscriptores en YouTube y ha ayudado a una generación de artistas, entre los que se encuentran raperos como Stormzy, Skepta y Dave, a ganar atención nacional e internacional.

Fue una frustración ir a la escuela y que todo el mundo hablara de "cómo podemos poner nuestros vídeos en la MTV", recordó Edwards más tarde.

"YouTube tenía como un año de vida. Yo decía: 'Me han regalado una cámara por Navidad, voy a empezar a grabar a la gente y a subirlo'. Todo el mundo me miraba como "qué estás haciendo, como si pudieras competir con estas grandes empresas". Pero creo que fui lo suficientemente precoz como para creer que podía hacer un cambio".

Orden del Imperio Británico

Edwards recibió un MBE (Orden del Imperio Británico), un honor de la reina, en 2014 por sus servicios a la música y fue embajador de la organización benéfica del príncipe Carlos, el Prince's Trust.

"Pensando en la familia de Jamal Edwards hoy. Su trabajo en la música, pero también como embajador de una nueva generación, incluyendo su trabajo para The Prince's Trust, fueron una inspiración para muchos", tuiteó la oficina de Clarence House del príncipe Carlos.

La repentina muerte de Edwards conmocionó al mundo del espectáculo británico. ''Mi primera entrevista fue contigo. Jamal'', escribió la cantante Rita Ora en Instagram. "Nuestras interminables charlas sobre música y la creencia que tenías en mí y en tantos de nosotros antes incluso de que creyéramos en nosotros mismos. Estoy devastada".

Comentarios