Escucha esta nota aquí

La excandidata peruana Keiko Fujimori afirmó que su partido, Fuerza Popular, será "un firme muro de contención" frente a la "amenaza de una Constitución comunista", luego de que el presidente Pedro Castillo anunciase este miércoles que presentará un proyecto para que se convoque a una Asamblea Constituyente en Perú.

"Seremos un firme muro de contención frente a su amenaza latente de una nueva Constitución comunista y de cambios estructurales en los cimientos de nuestro desarrollo. Haremos una defensa democrática responsable", aseguró Fujimori en un mensaje publicado en Twitter.

La líder de Fuerza Popular, que perdió la segunda vuelta presidencial del pasado 6 de junio frente a Castillo, añadió que su partido sí apoyará "toda iniciativa del nuevo Gobierno destinada a mejorar la calidad de vida de la población porque la educación, salud y bienestar de todos los peruanos está por encima de nuestras diferencias".

"A 200 años de que lográramos una República libre, hoy debemos ratificar nuestro compromiso en defender esta libertad. Ello implica rechazar la demagogia, la división y el odio", remarcó en referencia a que este miércoles Perú también ha celebrado el bicentenario de su independencia.

Fujimori perdió por poco más de 44.000 votos contra Castillo, aunque retrasó en mes y medio la proclamación de su rival tras presentar una batería de impugnaciones mientras alegaba un "fraude", del que no presentó pruebas fehacientes y fue rechazado tanto por las autoridades electorales como por las misiones de observación internacional.

La propuesta de Castillo

Pedro Castillo, un maestro rural y agricultor, asumió este miércoles la jefatura del Estado peruano para el período 2021-2026 y anunció que presentará ante el Congreso un proyecto para una reforma que permita la convocatoria de una Asamblea Constituyente que se encargue de redactar una nueva Constitución Política para el país.

"Esperemos que pueda ser aprobado y ratificado en referéndum", sostuvo Castillo, quien durante su campaña proselitista defendió esa iniciativa, por lo que el fujimorismo y sus aliados lo calificaron de "comunista" y "chavista". Su propuesta aboga por la elaboración de una nueva Constitución que sustituya a la vigente, promulgada en 1993 por el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), el padre de Keiko, tras el "autogolpe" de Estado que dio el 5 de abril de 1992.

En su discurso de este miércoles, el presidente descartó cualquier intento inconstitucional y defendió que la iniciativa permitirá "cambiar el rostro de la realidad económica y social" del país.

Su propuesta es muy polémica en Perú, pues para algunos sectores la Constitución de 1993 es intocable, ya que consideran que ha sido el motor del crecimiento económico de la nación en las últimas dos décadas, mientras que para Castillo y sus seguidores es la responsable de que se hayan perpetuado las desigualdades entre las clases altas y bajas del país.


Comentarios