Escucha esta nota aquí

Los Estados deben tomar "medidas inmediatas" contra el "racismo sistémico" que sufren los afrodescendientes, pidió Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, días después de que el policía que mató a George Floyd fuera condenado en Estados Unidos.

"El statu quo es insostenible", afirmó Bachelet en la publicación de un informe solicitado por el Consejo de derechos humanos de la ONU tras el asesinato de Floyd en mayo de 2020. "Necesitamos un enfoque transformador que aborde los ámbitos interconectados que impulsan el racismo y desembocan reiteradamente en tragedias que podrían evitarse, como la muerte de George Floyd", continuó.

El viernes, Derek Chauvin, el policía blanco que asfixió con la rodilla en el cuello a este afroamericano convertido en símbolo de la violencia racial en Estados Unidos, fue condenado a 22 años y medio de cárcel, una dura sentencia que refleja el impacto global de la tragedia. "La movilización mundial en reclamo de justicia racial ha forzado un reconocimiento largamente postergado del racismo y recentrado los debates en la naturaleza sistémica de este fenómeno y en las instituciones que lo perpetran", asegura Bachelet en el texto.

"Exhorto a los Estados a que dejen de negar y comiencen a desmantelar el racismo, a que pongan fin a la impunidad y fomenten la confianza, a que escuchen las voces de las personas afrodescendientes, a que afronten los legados del pasado y procuren una justicia reparadora", añade la política chilena en el comunicado.

Precisamente hoy, el gobierno de Sudáfrica informó de que la Fiscalía y un equipo de élite de la Policía crearán  una unidad especial conjunta para abordar los crímenes aún sin procesar cometidos durante el régimen segregacionista del "apartheid" (1948-1994).


Tags

Comentarios