Escucha esta nota aquí

En la víspera de las conversaciones con diplomáticos occidentales, los talibanes "rompieron el hielo" este domingo (23.01.2022) en Oslo al reunirse con miembros de la sociedad civil afgana, con quienes trataron principalmente sobre los derechos humanos. 

Encabezados por su ministro de Relaciones Exteriores, Amir Khan Mutaqqi, la delegación del gobierno talibán dedicó la primera de las tres jornadas de la visita a reunirse con militantes feministas y periodistas. El encuentro tuvo lugar, a puerta cerrada, en el hotel Soria Moria, en una colina nevada cerca de la capital noruega.

Una de las activistas feministas, Jamila Afghani, dijo que la reunión fue "positiva para romper el hielo". "Los talibanes hicieron gala de buena voluntad", indicó en un mensaje enviado a la AFP. "Veremos si sus palabras se traducen en actos". 

Nargis Nehan, exministra afgana de Minas y Petróleo, ahora refugiada en Noruega, se negó a participar en las conversaciones, por temor a que "normalicen a los talibanes, los fortalezcan sin que cambien nada".

Los participantes subrayaron que "todos los afganos deben trabajar juntos para una mejora política, económica y de la seguridad en el país", tuiteó por su parte el portavoz del gobierno talibán, Zabihullah Mujahid, en lo que presentó como una "declaración conjunta". 

Así, los asistentes al encuentro reconocieron que "la comprensión y la cooperación conjunta son las únicas soluciones para todos los problemas de Afganistán", precisó el portavoz.

Tras la reunión, el delegado talibán Shafiullah Azam dijo a AP que esta visita supone "un paso para legitimar gobierno afgano" y agregó que "este tipo de invitación y comunicación ayudará a la comunidad europea, Estados Unidos y muchos otros países a borrar la imagen equivocada del gobierno afgano" que tienen. 

Esto choca con las declaraciones previas de la ministra de Relaciones Exteriores de Noruega, Anniken Huitfeldt, que enfatizó que las conversaciones no suponen "una legitimación o un reconocimiento de los talibanes", sino que se trata de una cuestión puramente humanitaria.


Comentarios