El presidente brasileño pidió a los países del grupo evitar la "división" frente a los más ricos en un mundo "asimétrico" en plena revolución tecnológica. Panamá pidió coordinación en la crisis migratoria del Darién

16 de septiembre de 2023, 18:15 PM
16 de septiembre de 2023, 18:15 PM

"Juntos seremos más fuertes como ya fuimos en el pasado". El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llamó el sábado (16.09.2023) a los países del G77+China a evitar la "división" y a reivindicar sus "exigencias" a los países más ricos ante los desafíos de la tecnología digital y la transición climática. "La gobernanza mundial sigue siendo asimétrica. La ONU, el sistema de Bretton Woods y la OMC están perdiendo credibilidad. No podemos dividirnos", declaró el presidente brasileño en la cumbre del G77+China en La Habana.

"Tenemos que reforzar nuestras reivindicaciones a la luz de la cuarta revolución industrial", añadió el jefe de Estado, refiriéndose a la tecnología digital, la inteligencia artificial y la biotecnología. Para Lula da Silva, la "revolución digital" y la "transición energética" son "dos grandes transformaciones en curso" que "no pueden ser modeladas por un puñado de economías ricas, reeditando la relación de dependencia entre el centro y la periferia". Los países del Sur tienen "plenas condiciones para ocupar la vanguardia" en el ámbito científico, tecnológica y de innovación.

"Darién no es una ruta"

Por su parte, Panamá, desbordado por la crisis migratoria, pidió una mayor "coordinación" para ejecutar "políticas migratorias efectivas y realistas" que garanticen los derechos humanos de los cientos de miles de personas que cruzan la selva del Darién. En su intervención en la segunda y última jornada de la cumbre, la canciller panameña, Janaina Tewaney, pidió a las delegaciones que sus Gobiernos también atiendan "las causas" -como la violencia y el cambio climático- que llevan a la "migración irregular", "desorganizada" y "no coordinada".

"El resultado de esta crisis humanitaria es principalmente el sufrimiento humano y no debe ser ignorado (...) Para Panamá, los efectos de esta crisis se ven diario en nuestro Parque Nacional del Darién, fronterizo con Colombia, una densa selva donde encontramos todos los días a migrantes que mueren en su peligrosa travesía", alertó. "Por favor, Darién no es una ruta y no lo puede ser", remarcó la canciller.

Un grupo de 134 países al que se suma China

La cumbre del G77+China, integrado por un centenar de países de Asia, África y América Latina que representan el 80% de la población mundial, comenzó el viernes en La Habana. El Grupo, creado en 1964 por 77 países, cuenta ahora con 134 naciones. China participa como actor externo. Representantes de un centenar de países se encuentran en La Habana para asistir a esta cumbre extraordinaria, cuyo tema es el "papel de la ciencia, la tecnología y la innovación" en el desarrollo.

Han viajado a La Habana una treintena de jefes de Estado y de gobierno, entre ellos el presidente de Argentina, Alberto Fernández, el de Colombia, Gustavo Petro; el de Angola, João Lourenço; de Ruanda, Paul Kagame; el emir de Catar, Tamim bin Hamad al-Thani, y el presidente palestino, Mahmud Abbas. También está presente el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

En su discurso inaugural, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, cuyo país ostenta la presidencia rotativa del grupo desde enero, pidió un "cambio en las reglas del juego económico internacional", que calificó de "hostiles al progreso" de los países del Sur. El representante de China llamó, por su parte, a "cambiar las reglas del juego internacional".