Escucha esta nota aquí

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, votó este domingo en las cuestionadas elecciones legislativas, y luego habló largamente ante los medios, pidiendo a sus compatriotas dirimir sus diferencias a través del debate, el respeto y el diálogo. También llamó a valorar las "instituciones republicanas”, en este caso el Parlamento, de acuerdo con la Constitución y "con el voto del pueblo”.

"Hoy nace una nueva Asamblea Nacional (AN, Parlamento)", afirmó el mandatario después de criticar la saliente, que ganó con una clara mayoría la oposición en diciembre de 2015. A la actual AN, que termina su mandato el 5 de enero, la calificó como "nefasta", pues consideró que "trajo la plaga de las sanciones", en referencia a las medidas de presión impuestas por EEUU, y por tanto llevó a Venezuela "la crueldad, dolor y el sufrimiento".

A juicio de Maduro, ante ello los ciudadanos tuvieron "paciencia, aguante, resistencia" y con el voto los venezolanos están "haciendo justicia". Recordemos que la oposición no participó en las elecciones, que han sido calificadas por distintos actores internacionales como carentes de legitimidad. Sin embargo, los partidos políticos más importantes sí acuden a las urnas tras ser intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que puso al frente de las organizaciones a antiguos militantes que fueron expulsados y acusados de corrupción por sus excompañeros.

"Farsa y fraude”

Con el nuevo Parlamento, dijo Maduro, "nace una nueva era en Venezuela" y los venezolanos se darán "la oportunidad de iniciar un proceso verdaderamente democrático". Los resultados de estas elecciones servirán para ocupar los 277 escaños que tendrá la Cámara a partir del 5 de enero de 2021.

La vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, fue la primera representante del Ejecutivo en emitir el sufragio. Después, llamó a los ciudadanos a "votar masivamente". "Hace cinco años, quienes llegaron al Parlamento lo secuestraron (...) llegó el día de rescatar el Parlamento venezolano", expresó ante periodistas, en alusión a la oposición que lidera Juan Guaidó, actual jefe del Legislativo y reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, entre ellos Alemania.

Según organismos opositores, como el Observatorio contra el Fraude, la participación en las elecciones había sido del 7,6 por ciento al mediodía. Medios extranjeros han comprobado la escasa o nula presencia de votantes en los centros habilitados.

En tanto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, calificó de "farsa" y "fraude" las elecciones parlamentarias venezolanas. "El fraude electoral de Venezuela ya se ha cometido. Los resultados anunciados por el régimen ilegítimo de Maduro no reflejarán la voluntad del pueblo venezolano. Lo que está sucediendo hoy es un fraude y una farsa, no una elección", escribió Pompeo en Twitter. Washington ya ha dicho que no reconocerá los resultados, misma determinación que adoptaron la OEA, Colombia, Ecuador, Uruguay y otros países.

Comentarios