Escucha esta nota aquí

Un neonazi alemán fue condenado este jueves a cadena perpetua por un tribunal de Fráncfort por el asesinato en junio de 2019 de Walter Lübcke por motivos ultraderechistas.

El político de 65 años pertenecía al partido de la canciller Angela Merkel (CDU), favorable a la acogida de migrantes.

Stephan Ernst, de 47 años, mató a Lübcke de un disparo en la cabeza en su residencia en el estado de Hesse.

Su cómplice, que le enseñó a disparar sin conocer aparentemente sus intenciones, fue condenado a un año y seis meses de cárcel.

Asesinato de Lübcke sacudió la política alemana

La muerte de Lübcke sacudió la política alemana, desde las filas de la canciller al conjunto del espectro parlamentario del país y reveló la indefensión de los cargos públicos, especialmente los de rango regional y local, frente a la violencia ultraderechista.

Lübcke presidía el consejo del distrito de Kassel (oeste del país). El juicio fue histórico ya que se cree es el primer político asesinado en el país desde 1945.

Durante el juicio, Ernst pidió perdón a la familia de la víctima por su crimen "cruel y cobarde".

Lübcke había manifestado un apoyo claro a la acogida de migrantes decidida por Merkel. Entre 2015 y 2016 más de un millón de refugiados fueron recibidos en Alemania.

Comentarios