Escucha esta nota aquí

Un tratado internacional que prohíbe las armas nucleares fue ratificado por el país número 50, Honduras, lo que permitirá su entrada en vigor en 90 días, dijo un funcionario de la ONU ayer sábado.

"Hoy es un día de victoria para la humanidad y una promesa para salvar el futuro", dijo Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en un comunicado. Otras ONG acogieron también con satisfacción este logro.

El Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, que prohíbe el uso, desarrollo, producción, ensayo, estacionamiento, almacenamiento y amenaza del uso de ese tipo de arsenal, fue aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en julio de 2017, con el voto de 122 países, y firmado por 84.

"Honduras acaba de ratificarlo. Es el estado número 50 que lo hace, que es histórico y permite su entrada en vigencia", dijo vía Twitter la Campaña Internacional por la Abolición de Armas Nucleares (ICAN), que obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2017 por su papel en el desarrollo de este tratado.

Con la ratificación por parte de Honduras, su entrada en vigor debería producirse alrededor del 21 de enero de 2021.

Los principales países con armas nucleares, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia, no lo han firmado. Austria, que lo ratificó en 2018, saludó este sábado la próxima entrada en vigor del tratado de Prohibición.

"Hemos dado un paso importante hacia nuestro objetivo de un mundo sin armas atómicas", escribió en Twitter el canciller conservador Sebastián Kurz, recordando el "papel decisivo" de su país junto a otras naciones en la defensa de este texto.

Varios países han ratificado recientemente el tratado, entre ellos Nigeria, Malasia, Irlanda, Malta y Tuvalu. En América Latina aún no lo avalan Brasil, Perú, Chile y Colombia entre otros países firmantes, según el sitio de la ONU.