Escucha esta nota aquí

Panamá acelera el acondicionamiento de un hospital a medio construir y evaluaba este jueves (03.12.2020) contratar a personal médico del extranjero, en medio de constantes récords de casos diarios de Covid-19 que amenazan a su sistema sanitario.

El país pulverizó el miércoles, con 2.028 pacientes nuevos, su propio récord de contagios diarios por el nuevo coronavirus, en una nación que tiene poco más de 4 millones de habitantes y que desde hace meses presenta el mayor número de casos de toda Centroamérica.

Aunque este jueves los casos fueron 1.880, las cifras siguen siendo superiores a julio, cuando la pandemia estaba en ebullición.

"Es muy probable que esto [los casos] pueda aumentar aún más por la gran flexibilización que ha habido en cuanto a la apertura de actividades comerciales. El virus se ha propagado intensamente", declaró a la AFP el infectólogo Xavier Sáez-Llorens, quien asesoró al gobierno durante los primeros meses de la pandemia.

"Se ha marcado una tendencia al aumento (de casos)", reconoció también este jueves el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre. El país pasa por "momentos difíciles", agregó.

La situación encendió las alarmas en los hospitales y ha obligado al gobierno a tomar medidas de restricción en algunas zonas y a endurecer las sanciones, ante la sospecha de que el aumento de contagios se debe a fiestas y reuniones sin la debida protección.

Ante la emergencia el gobierno aceleró las licitaciones para poder utilizar pronto la Ciudad de la Salud, un complejo hospitalario cuyas obras, salpicadas por presunta corrupción, fueron detenidas en 2015.

16.000 contagios en once días

La epidemia, lejos de amainar, se ha complicado con más de 16.000 nuevos contagios en 11 días. La situación ha provocado la hospitalización de más de 1.200 personas, 161 de ellas en cuidados intensivos.

"Estamos bajando la guardia. Estamos recibiendo a mucha gente en sala y hospitales", advirtió recientemente el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo.

El país, que al jueves anotaba 171.219 casos y 3.141 muertes, está reactivando progresivamente su economía, pero existe temor a que esa apertura dispare la pandemia.

La amenaza de colapso en los hospitales ha hecho que el gobierno, que en agosto desistió de contratar médicos extranjeros para apoyar la falta de personal, vuelva a evaluar el tema.

jc (afp, efe)

Comentarios