Escucha esta nota aquí

Al menos tres personas resultaron lesionadas en Nicaragua este domingo (11.10.2020), dos de ellas periodistas, durante una agresión de grupos paramilitares asociados al gobernante Frente Sandinista en contra de opositores, según denunciaron las víctimas.

La agencia española EFE informó que la agresión ocurrió en el departamento (provincia) de Masaya, al sureste de Managua, cuando miembros de la opositora Coalición Nacional concluyeron una reunión departamental de disidentes, en el marco del conflicto interno que atraviesa Nicaragua desde el estallido social de 2018 contra el presidente Daniel Ortega, informó el movimiento disidente Unidad Nacional Azul y Blanco.

Los paramilitares atacaron con piedras a los opositores, una de las cuales golpeó en la cabeza a la periodista Verónica Chávez, directora del clausurado canal 100 % Noticias, cuyo esposo, Miguel Mora, pasó casi seis meses encarcelado entre 2018 y 2019 y fue considerado "preso político" por ONG de derechos humanos locales e internacionales.

Chávez, quien sangraba de manera incesante, según videos en redes sociales, fue trasladada de emergencia a un hospital, mientras que la otra víctima, Josué Garay, periodista y vocero de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, sufrió lesiones menores en el cuello y en un ojo, debido al estallido de un cristal del vehículo en el que se encontraba en el momento del ataque.

Miguel Mora, esposo de Chávez, aseguró vía Twitter que la periodista se encuentra "en cuidados intensivos" y pidió oraciones para su pronta recuperación.

Pincharon llantas y dañaron vehículos

"Nos agarraron a pedradas, reventaron vidrios de la camioneta de Félix Maradiaga (dirigente de la Coalición Nacional). Me han herido el lado izquierdo del cuello (...) los policías no hicieron nada para evitarlo", dijo Garay en las redes sociales del bloque opositor, citado por la agencia francesa AFP.

Antes de la agresión, los paramilitares ya habían pinchado las llantas de varios automóviles de los disidentes, incluyendo el de Mora y el del reverendo Saturnino Cerrato, presidente de un partido opositor, el cual también fue dañado a pedradas, según las denuncias.

También resultó lesionado el propio Maradiaga, quien reprochó la actitud de los policías presentes durante el ataque, quienes no impidieron la agresión, sino que confrontaron a los opositores.

Cuestionan a la Policía

"El régimen tiene miedo, sus operadores y paramilitares actuaron bajo las narices de la Policía, a la que les hemos dicho que nos dejen de perseguir", indicó Maradiaga.

"¿Cómo es posible que habiendo gran cantidad de antimotines, permitieron que pincharan neumáticos de vehículos? A algunas personas los asaltaron, les quitaron sus mochilas, sus teléfonos (...) todo eso enfrente de la Policía", dijo el líder campesino Medardo Mairena, otro de los afectados.

El gobierno Ortega tiene previsto celebrar elecciones generales en noviembre de 2021, pero la oposición insiste en que antes tendrá que haber reformas electorales que aseguren plenas libertades y respeto de los derechos humanos. El gobierno no se ha pronunciado sobre lo ocurrido este domingo.

Como producto de la crisis, al menos 328 personas murieron en 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Organizaciones locales cuentan hasta 684 fallecidos en dos años y medio. Ortega, quien reconoce 200 víctimas, dice que se defendió de un "golpe de Estado fallido".

gs (efe, afp)