Escucha esta nota aquí

El expresidente de Uruguay José Mujica fue dado de alta, tras ser sometido a una endoscopía la noche del martes, en la que le fue hallada una úlcera de esófago provocada por un "cuerpo extraño". Ahora Mujica seguirá un control clínico y será revisado nuevamente la próxima semana.

"Tuvo una excelente evolución en el procedimiento de anoche. Los estudios se realizaron con un seguimiento clínico, estudios de imagen, tomografía, cuello y tórax que salieron muy bien. Tuvo una excelente evolución retomando la vía oral, sin dolor y muy buen ánimo", enfatizó el otorrinolaringólogo Andrés Munyo, uno de los médicos que participó en la intervención.

"Se decidió darle el alta después de probar que toleraba bien la (alimentación por) vía oral", dijo la médica personal del exmandatario, la internista Raquel Pannone. "Por tanto pasó a su casa a seguir en reposo relativo. Y lo vamos a seguir controlando, como hacemos siempre", agregó. Mujica, que el 20 de mayo cumplirá 86 años, por ahora no podrá hacer algunas de las tareas que normalmente realiza en su chacra, como mover objetos pesados.

Seguirá en su chacra

Mujica llegó de urgencia al centro asistencial con una molestia en el esófago, que inicialmente los médicos pensaron que podía ser una espina de pescado. "A veces los cuerpos extraños generan una lesión donde estaban apoyados y migran después hacia el aparato digestivo. Ahora hay que esperar que esa úlcera, esa lastimadura, cicatrice, lo que lleva diez, quince días", explicó Munyo.

Sobre la posibilidad de que Mujica abandone su finca para vivir en el centro de la ciudad y estar más cerca de centros médicos, Pannone la descartó completamente, ya que podría ser "letal para su salud" sacarlo de su zona de confort. Mujica abandonó en octubre de 2020 el Senado, pero aseguró que ello no significaba el abandono de la política, sino el de "la primera fila". "Me voy agradecido, con muchos recuerdos y honda nostalgia. Me ha echado la pandemia", dijo entonces.

Comentarios