Escucha esta nota aquí

A principios de este mes, el diario español ‘El Mundo' lanzó ‘Sostenibles', una sección digital dedicada a la transición ecológica. Unos meses antes, a finales de octubre, el diario ‘El País' ponía en marcha una sección digital sobre ‘Clima y Medio Ambiente', con un pequeño equipo de redactores especializados para poder abordar diariamente este tipo de informaciones.

Se trata de dos ejemplos recientes que distan de la realidad mediática de América Latina, aunque el reconocimiento a la información ambiental quedó plasmado en la última edición de los premios Gabo, en que la temática estuvo presente entre los trabajos finalistas del mejor periodismo iberoamericano.

"La cantidad de periodistas especializados en la región sigue siendo poca”, dice a DW Fermín Koop, miembro regional de Earth Journalism Network, la mayor red mundial de periodistas dedicados al tema. Asimismo, "es difícil encontrar medios en América Latina con una sección de Ambiente o Ecología”, por lo que la cobertura de este tema "todavía sigue siendo muy limitada y atada a momentos específicos”.

Igualmente, "la mayoría de los medios tienden a depender de agencias extranjeras de información por lo que muchas veces se usan esos cables sin contexto local”, lamenta este periodista especializado argentino. Todo ello, a pesar de que "América Latina es una región muy impactada por el cambio climático”. Por este motivo, lamenta que no haya "suficientes artículos que reflejen la trascendencia que tiene el tema”.

Poca información climática

Los números que registra mensualmente Radar Climático, una iniciativa promovida por el Programa Regional de Seguridad y Cambio Climático en América Latina de la Fundación Konrad Adenauer (KAS) y ConexiónCOP, demuestran este hecho. Se trata del primer software desarrollado en América Latina que analiza las noticias sobre cambio climático de una cincuentena de medios online en 13 países.

"Mucha de la información que tenemos viene de medios de países europeos y Estados Unidos y teníamos poca información sobre cómo era la cobertura de cambio climático en medios de América Latina”, explica a DW Maite Cigaran, Coordinadora de ConexionCOP.

Lanzado en 2017, los datos recopilados durante estos años muestran que "la cobertura de cambio climático es muy baja”. "El indicador se mantiene entre 0,8%, 1% o 1,2% y algún mes llegamos al 2% pero fue excepcional”, apunta, señalando a Argentina como el país líder en el ranking.

Un interés creciente

"De diez años para acá ha ido cobrando importancia, reaccionamos a la importancia creciente en el mundo”, explica a DW Esteban Román, subdirector editorial de El Universal, de México.

A pesar de que el medio no cuenta con una sección específica, una vez a la semana publica informaciones propias sobre el tema. "Hemos sacado piezas de investigación dedicadas al medioambiente”, apunta, poniendo como ejemplo la publicación de un reportaje sobre el impacto del Tren Maya.

Asimismo, no descarta la creación de una sección propia en el futuro. "Es algo cada vez más importante en el mundo y también para México”, dice, recordando que el país está priorizando el uso de combustóleo. "Hay una gran dependencia de los combustibles fósiles y un desprecio por las energías limpias, esto impactará en el servicio de electricidad que recibirá la gente, entonces eso hará que los medios seamos más activos en buscar los temas ambientales”, considera.

Para Gustavo Lizárraga, editor en jefe de ‘Debate' de México, las cuestiones medioambientales "son notas que despiertan interés en los lectores digitales, especialmente temas de daño ecológico, catástrofes ambientales, accidentes que generan estrés en los ecosistemas, mortandad de animales o extinción de especies”.

No obstante, reconoce ciertas limitaciones para poder elaborar información medioambiental. "Hay pocas voces calificadas, al menos localmente, para tocar a profundidad, dependemos en la coyuntura periodística, de las posturas que pueden asumir los escasos organismos que existen en torno a alguna política ambiental de gobierno o de centros de investigación”, dice a DW.

Desafíos pendientes

A ello se le suman otras dificultades como "periodistas no capacitados sobre temas medioambientales, falta de recursos materiales y económicos para la generación de investigaciones y proyectos periodísticos de largo aliento”. Igualmente, "en algunas ocasiones hemos encontrado limitaciones para seguir un buen tema, por encontrarse localizado en una zona de conflictos o violencia”, lamenta.

En Colombia, el Acuerdo de Paz y la entrada a territorios a los que no se había accedido hasta entonces abrieron el espectro de la cobertura medioambiental con temas de esos lugares como "minería ilegal, tráfico de especies, deforestación, carreteras que fueron hechas en medio de Parques Nacionales”, explica a DW Angélica Sánchez, Productora General del Grupo Semana, que hace una década lanzó la revista ‘Semana Sostenible'. "Se decidió hacer una revista aparte y sacar un título que solo tratara ese tema”, dice.

Al igual que el resto de los expertos consultados, Sánchez apunta a la falta de capacitación como uno de los principales retos del periodismo ambiental en la región. Así, abogó por una "constante capacitación” para estar al día de las últimas regulaciones en este ámbito, así como del ordenamiento territorial, en el contexto colombiano.

Igualmente, apostó por la creación de alianzas colaborativas con otros medios para fortalecer la cobertura ambiental. "Deberíamos trabajar en sinergia con los medios comunitarios y regionales, porque ellos son los que conocen lo que está sucediendo en el territorio”, asegura.

El otro gran desafío es detectar "cuáles son los grandes temas que pueden fijar una visión de desarrollo en diferentes aspectos del país”, dice, apuntando a la Amazonía, el dilema entre desarrollo industrial y conservación y las reservas de biodiversidad en Colombia.

Comentarios