Escucha esta nota aquí

El eclipse solar de este lunes será un fenómeno astronómico poco común, aunque visible desde los cielos chilenos y argentinos por segundo año consecutivo. Durante 24 minutos, la luna nueva pasará por la cara del Sol y lo cubrirá completamente durante no más de 120 segundos, un fenómeno que ha sido descrito por la NASA como una "coincidencia celestial".

A pesar de la alta expectativa, un velo de incertidumbre empezó a rodear al evento luego de que chubascos y nubarrones taparan los cielos del sur con pronóstico de lluvia para el lunes.

Sin embargo, el clima no ha alejado a los turistas.

¿Y la pandemia?

Es más, las autoridades locales hicieron un llamado a no viajar a Pucón, una de las comunas con vista privilegiada del eclipse, porque un aumento exponencial de los contagios por coronavirus pondría en riesgo la temporada de verano en enero y febrero, pensando en futuras restricciones y cuarentenas.

Protocolos para evitar aglomeraciones en playas, parques y cerros, además de controles sanitarios y un plan de testeo aleatorio en espacios públicos, son algunas de las medidas impulsadas desde el gobierno local para evitar un brote masivo.

Según el último reporte epidemiológico del Ministerio de Salud chileno, la región de La Araucanía posee a la fecha 1.032 casos activos de COVID-19.

La Cámara de Turismo de Pucón espera que para el lunes más de 120.000 personas hayan ingresado al territorio.

EL(efe)

Comentarios