Escucha esta nota aquí

Un profesor alemán de 38 años, que había enseñado a sus alumnos unos tatuajes calificados de extrema derecha, fue despedido del instituto de Hennigsdorf -Brandeburgo- y no podrá impartir más clases, de acuerdo a la decisión del Tribunal Regional de Trabajo.

El tribunal de Justicia justificó su resolución aludiendo a que los tatuajes indican una falta de idoneidad para el cargo como docente y que estos también implican una "falta de lealtad a la Constitución" del país.

"De los tatuajes 'Mi honor se llama lealtad' en escritura sobre el torso, que estaban presentes allí en el momento del despido, se concluye que es una falta de lealtad a la Constitución", afirmó el tribunal en un comunicado de prensa.

El hombre, quien aseguró no tener convicciones de extrema derecha, había mostrado los tatuajes a sus alumnos durante un festival en el verano de 2018. En estos dibujos corporales se podía leer el lema de las SS "Meine Ehre heißt Treue" ('Mi honor significa lealtad', en castellano), además de otros tatuajes con motivos reconocidos de grupos de extrema derecha, como el Wolfsangel o el Sol Negro.

El hombre, quien había apelado al tribunal tras haber sido suspendido por el instituto educacional, explicó que se había hecho los tatuajes porque se había interesado en primera instancia por los vikingos y después por los teutones.

La decisión dictaminada por el tribunal alemana no hubiera cambiado aún si el hombre hubiera cambiado o borrado los mensajes y simbolismos dibujados en su cuerpo. El tribunal concluyó que independiente de las intenciones, "sólo es punible el uso de las señales, independientemente de la actitud".

Comentarios