Escucha esta nota aquí

El Índice de Protección Climática se publica anualmente desde 2005. Los 58 países evaluados son responsables del 90 por ciento del CO2 global. Ninguno de los países investigados está "en vías de (lograr) los objetivos climáticos de París", concluyeron los más de 100 expertos que analizaron el consumo de energía y las emisiones de CO2.

Como en años anteriores, los tres primeros puestos del ranking permanecieron vacíos: hasta el momento, no hay un "país modelo" en cuanto a protección climática. Los expertos también analizaron las estrategias, la cantidad de energías renovables usada en combinación con las otras fuentes de energía, la rapidez en abandonar las energías no renovables y la labor de los políticos a la hora de implementar el pacto climático en su propio país e internacionalmente.

"Se está progresando con demasiada lentitud en casi todas las áreas y esto no se corresponde con la urgencia que es necesaria para la seguridad de nuestro clima", dice el profesor Niklas Höhne, del NewClimate Institute en Colonia, quien estudió las medidas de protección climática de países de todo el mundo.

"Una de las cosas que llama la atención es que la UE ha mejorado significativamente. Está tratando de hacer avanzar la política con un objetivo a largo plazo, también con un nuevo objetivo a corto plazo e intentando impulsar a otros países", aclara Höhne. La UE mejoró su ranking, el puesto 16, y obtuvo la nota "bien".

Esto sitúa a la UE muy por delante de otros grandes emisores como Estados Unidos y China. Como en el año anterior, EEUU aterrizó en el último lugar (61) y China en el 33 (año anterior 30). Los estados petroleros Arabia Saudita (60) e Irán (59) también están en la cola de la lista.

¿Qué países lo hacen bien?

Según el Índice de Protección Climática, Suecia se adjudica el mejor puesto por cuarto año consecutivo. Aunque tampoco es un "modelo de país climático" y no está en camino de lograr los objetivos de París, está estableciendo estándares en las áreas de emisiones de CO2, energías renovables y política climática. En Suecia, por ejemplo, se cerró este año la última central eléctrica de carbón.

Tras el país escandinavo aparecen Gran Bretaña, Dinamarca, Marruecos, Noruega, Chile e India. Finlandia, Malta, Letonia, Suiza, Lituania y Portugal también obtuvieron la nota "bien".

Alemania y Brasil, en la mitad de la lista

Hasta 2009, Alemania fue un modelo a seguir en cuanto a protección climática. En 2008 ocupó el primer lugar en el ranking, pero descendió en los años siguientes bajo el liderazgo de Angela Merkel. Las únicas excepciones fueron los años 2012 y 2013, cuando la expansión de las energías renovables en Alemania se disparó después del desastre nuclear de Fukushima.

En 2018, Alemania cayó al puesto 27 y ahora ocupa el puesto 19. Su expansión de energías renovables es débil, avanza con lentitud hacia la reducción de CO2 en los medios de transporte y el consumo de energía y las emisiones de CO2 por habitante son demasiado altas.

También en la mitad del ranking están Croacia (18), Ucrania (20), Egipto (22), Francia (23), Indonesia (24) y Brasil (25). "El problema en Brasil es el fuerte aumento de la deforestación. Y la Amazonía no solo es relevante para las emisiones de gases de efecto invernadero, sino para todo el clima mundial", afirma el investigador climático Höhne.

Si se tala demasiado la selva amazónica, podría haber profundas consecuencias para el suministro de agua potable y el clima global en su conjunto, advierte el experto: "Habría sequías e incendios. Esto sería catastrófico. Por eso es tan importante, no solo para Brasil, sino también para el mundo entero. Y esa es una tendencia muy, muy negativa".

En los últimos meses, otros países, además de China, han declarado su intención de reducir a cero sus altas emisiones de CO2; la mayoría de ellas para 2050, China para 2060. El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quiere que Estados Unidos sea climáticamente neutral para 2050.

Comentarios