Escucha esta nota aquí

El Reino Unido tildó este lunes (09.11.2020) por la noche de "completamente injustificada" la "expulsión" de dos diplomáticos británicos de Bielorrusia y denunció la actitud del presidente Alexander Lukashenko, que debería "aceptar elecciones libres y justas" en vez de arremeter contra quienes revelan la "represión".

"La expulsión de dos diplomáticos británicos que observaban legítimamente las manifestaciones en Minsk es totalmente inaceptable", señaló el ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab.

"Como demuestran informes independientes, esto se inscribe dentro de una campaña concertada de acoso contra activistas, medios de comunicación y ahora diplomáticos", añadió.

"En lugar de atacar a quienes sacan a la luz su represión, Lukashenko debe aceptar elecciones libres y hacer que los responsables de la violencia contra los manifestantes rindan cuentas", agregó el ministro.

Bielorrusia declaró a dos diplomáticos británicos "persona non grata" por "sus actividades incompatibles" con su cargo, indicó este lunes el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Anatoli Glaz, a la televisión pública.

Bielorrusia se vio obligado a tomar esta decisión debido a sus actividades "destructivas", dijo el responsable. Los afectados son el agregado militar Timothy Wight-Boycott y la número dos de la embajada británica, Lisa Thumwood.

Según las fuerzas del orden bielorrusas, los dos "recogieron información sobre la situación política en el país y sobre las protestas", informó la televisión.

Los dos diplomáticos ya salieron de Bielorrusia. El lunes la oposición bielorrusa denunció una nueva ola de represión y el arresto de más de 1.000 personas el domingo, durante la manifestación semanal contra Lukashenko.

El dirigente, en el poder desde 1994, se ve confrontado a un movimiento popular de repulsa inédito desde su polémica reelección en agosto, considerada fraudulenta por sus adversarios y parte de la comunidad internacional.

Decenas de miles de ciudadanos piden su dimisión cada semana en las calles, pero Lukashenko ha resistido por ahora a esta presión ciudadana y ha intensificado los arrestos de opositores y forzado al exilio a otros.

A fines de septiembre, el Reino Unido junto a Canadá, anunció sanciones contra ocho responsables bielorrusos, Lukashenko entre ellos, por la represión de la oposición. A principios de octubre, hizo regresar a su embajadora en Minsk.

(afp)