Escucha esta nota aquí

El llamado "Telón de Acero” dividió a Europa Oriental y Occidental durante la Guerra Fría y fue considerado una de las fronteras más fuertemente custodiadas del mundo. Pero allí donde las personas tenían el acceso prohibido, la naturaleza encontró un espacio donde florecer. 

La zona fronteriza, que recorre 12.000 kilómetros a través de Europa, se convirtió en una zona rica en biodiversidad conocida hoy en día como "Cinturón Verde”.

El Parque Nacional Sar está situado en la región del cinturón que atraviesa Kosovo. El joven Estado ha luchado por hacer cumplir el estatus de protección del parque, pero está amenazado por la tala y el vertido ilegal. Solo hay ocho guardabosques encargados de cuidar sus 50.000 hectáreas.

Shqipe Shala produce miel orgánica en el Parque Nacional Sar. Shala ha tomado la iniciativa de proteger la tierra donde se alimentan sus abejas e imparte cursos de conservación de la naturaleza. La apicultora está convencida de que enseñar a la gente a entender la naturaleza les ayudará a valorarla y protegerla.

Un videorreportaje de Holger Trzeczak.