Escucha esta nota aquí

De acuerdo con un comunicado, un "buen samaritano" alertó a las autoridades el martes sobre las 8:00 locales tras rescatar a un hombre aferrado a una embarcación volcada, unos 70 kilómetros al este de la ensenada de Fort Pierce, en el Atlántico.

El náufrago relató que en la noche del sábado había salido de las islas Bimini, en las Bahamas, con otras 39 personas, y que un temporal había volcado la embarcación en la mañana del domingo. Las autoridades sospechan que se trata de un caso de "tráfico humano".

Ninguna de las personas a bordo llevaba chaleco salvavidas, según el sobreviviente, quien fue trasladado a un hospital de Florida para tratar síntomas de deshidratación y de exposición excesiva al sol.

Una imagen publicada por la Guardia Costera mostraba la embarcación volcada en el agua con un hombre a horcajadas sobre el casco.

"Tripulaciones aéreas y de superficie de la Guardia Costera buscan activamente personas en el mar. Este es una hecho sospechoso de contrabando de personas", dijo el comunicado de esa fuerza publicado en Twitter.

El rastrillaje abarca una zona desde las islas Bimini, al este de Miami, hasta la ensenada de Fort Pierce, más al norte, en una operación que siguió durante la noche.

Los traficantes de personas usan las Bahamas, un archipiélago cerca de la costa de Florida, como punto de partida para transportar personas, muchas de ellas procedentes de otros países del Caribe como Haití, a Estados Unidos.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, alrededor de 5.000 inmigrantes haitianos trabajan legalmente en las Bahamas, pero entre 20.000 y 50.000 de sus compatriotas están ilegalmente.

Comentarios