Escucha esta nota aquí

La carta con los primeros sellos de la ciudad de Lübeck, que datan de 1859, fue subastada en la ciudad de Wiesbaden el sábado (21.11.2020). La casa de subastas Heinrich Koehler, que dice ser la casa de subastas de sellos más antigua de Alemania, dijo que la oferta inicial por la carta era de solo 80.000 euros, aunque se acabó vendiendo por 430.000 euros (510.000 dólares) a un postor anónimo.

Se subastarán lotes de la colección de sellos del exjefe del grupo de supermercados Tengelmann, Erivan Haub. Según la casa de subastas, otra carta, conocida como carta de Baden, sellada en 1856, salió por un precio inicial de 100.000 euros alcanzó los 320.000 euros. 

Esta perteneció al rey Carol II de Rumania, un apasionado coleccionista de sellos. Cuando escapó al exilio en 1940 en un tren especial, se llevó su colección.

"Incluso cuando Carol II tuvo que vender parte de su colección para sobrevivir, la carta permaneció en su poder", dijo la casa de subastas. Después de su muerte, la carta pasó fue subastada ya en 1953. Ahora, fue adquirida también por un postor anónimo.

Una carta al emperador alemán Guillermo I, que, según la casa de subastas, fue enviada franqueada con los primeros sellos postales del Imperio Alemán el 1 de enero de 1872, incluso trajo una suma 20 veces mayor de lo estimado originalmente: en lugar de 2.000 euros, un postor anónimo lo compró por 40.000 euros, según informó la casa de subastas Heinrich Koehler. (dpa)