Escucha esta nota aquí

Llevar mascarilla" en todo momento, "salvo en los entrenamientos o en competición, cuando coman o duerman, o si están en el exterior y pueden estar a dos metros de los otros". Nada de apretones de manos y, mucho menos, abrazos. Eso se espera de los participantes en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados para entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021, debido al coronavirus.

"Evite gritar, vitorear y cantar - encuentre otra forma de mostrar apoyo o celebrar durante la competición, como aplaudir", señala la Guía para los atletas publicada por los organizadores, y en la que se recogen directrices para prevenir la propagación del COVID-19.

El manual, publicado tras las guías para federaciones internacionales y para prensa, señala que los atletas tendrán que someterse a una prueba PCR al menos cada cuatro días y que quienes den positivo podrán ser aislados en instalaciones designadas por las autoridades gubernamentales japonesas y no podrán competir.

El quebrantamiento repetido de las reglas establecidas en la guía podrá resultar en la descalificación, advierte el escrito.

Encerrados en la villa olímpica

Entre las medidas contempladas está la prohibición de que los atletas abandonen la Villa Olímpica o su alojamiento durante los Juegos, si no es para competir o realizar alguna de las actividades incluidas en un plan detallado de 14 días que deberán presentar a las autoridades a su llegada al país.

Esto significa que los atletas olímpicos no tendrán que someterse en principio a la cuarentena de 14 días actualmente requerida por el Gobierno japonés a todo el que entra en el país, pero verán restringidos sus movimientos.

Al igual que se señalara anteriormente para quienes viajen a Japón en representación de las federaciones internacionales, los atletas no podrán usar el transporte público si no tienen permiso previo y solo podrán visitar las sedes de las competiciones y lugares designados por la organización, que se darán a conocer en el futuro.

Todo el que quiera entrar en alguna de las sedes deportivas tendrá que someterse a una medición de temperatura. Si registrara fiebre superior a 37,5 grados centígrados dos o más veces, no podría entrar en las instalaciones y será trasladado para someterse a un test.

Como se señaló con anterioridad, las federaciones internacionales tendrán que establecer una oficina de enlace COVID, que será la intermediaria entre los atletas, Tokio 2020, el Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Paralímpico Internacional (CPI) y las autoridades del país asiático.

Los organizadores revisarán las guías en los próximos meses y publicarán versiones actualizadas en abril y junio.

rml (efe, afp)

Comentarios