Escucha esta nota aquí

La tenista suiza Belinda Bencic (12 del mundo) se convirtió este sábado en la nueva campeona olímpica de tenis, tras derrotar a la final a la checa Marketa Vondrousova (42 del orbe) por 7-5, 2-6 y 6-3 en casi dos horas y media de partido.

Bencic, de 24 años, sucede a la puertorriqueña Mónica Puig, que conquistó el oro en Río 2016, mientras que Vondrousova se debe contentar con la plata y el bronce fue para la ucraniana Elina Svitolina.

Bencic logra el resultado más destacado de su carrera, que contaba hasta ahora con una semifinal en el US Open (2019) como mayor logro, además de cuatro torneos WTA (Eastbourne, Toronto, Dubái y Moscú), los dos últimos en 2019.

Ambas jugadoras comenzaron muy nerviosas y en los seis primeros juegos ya se habían roto el servicio dos veces cada una. Después se serenaron y mejoraron su juego para llegar la 12º juego con la posibilidad para Vondrousova de forzar el tie break con su servicio, pero Bencic jugó muy bien en esos momentos y quebró para cerrar el primer set.

En la segunda manga, la suiza perdió su saque de entrada y ya fue a remolque de Vondrousova, que jugó su mejor tenis hasta ese momento para llevar el partido al tercer set.

En ese decisivo parcial, Bencic arriesgó más y fue más agresiva, ante una Vondrousova que tenía muchos problemas para mantener el servicio debido a su pobre acierto con el primer saque y que cometía, además, muchos errores no forzados. Con 4-3 a favor, Bencic volvió a quebrar el servicio de Vondrousova y ya no dejó escapar la medalla de oro. 


Comentarios