Escucha esta nota aquí

La tormenta Eta ingresó a Honduras este miércoles (04.11.2020) después de golpear con fuerza las costas caribeñas de Nicaragua y dejar al menos cuatro muertos y numerosas comunidades bajo agua por las fuertes lluvias, desborde de ríos y cortes de carreteras, informaron fuentes oficiales.

"La tormenta tropical Eta ya se encuentra en el territorio nacional", anunció el jefe de Meteorología de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras, Francisco Argeñal, entidad que decretó Alerta Roja ante los efectos que podría tener el meteoro en el país.

Poco antes del anuncio, una niña de cinco años murió soterrada en un derrumbe cerca de la ciudad El Progreso, en el Caribe hondureño, informaron los bomberos de la zona.

Con ello suben a cuatro los muertos por el ciclón regional, que este martes se había cobrado la vida de otra niña en el norte de Honduras y dos mineros en una localidad norcaribeña nicaragüense.

Esperan lluvias catastróficas

"Las lluvias serán intensas y catastróficas", indicó la Copeco en un comunicado. La amenaza se cernía sobre la capital, de más de un millón de habitantes, con una incesante lluvia de 24 horas, y ubicada en la peligrosa ruta del fenómeno.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos indicó que el ciclón se degradó a tormenta tropical, después de tocar tierra el martes en Nicaragua como un poderoso huracán categoría 4. Alertó además que continúan las "inundaciones repentinas que amenazan la vida" en América Central.

En Bilwi, principal ciudad del Caribe norte nicaragüense, Eta destrozó buena parte del muelle de la ciudad, que mueve la actividad pesquera y económica de la región y por donde se movilizan los pobladores de aldeas costeras.

Allí, donde viven más de 40.000 indígenas miskitos, afrodescendientes y mestizos, el fenómeno impactó el martes como un huracán categoría 4 (en una escala de 5), con vientos de 240 km/h. Las autoridades comenzaron a evaluar este miércoles los daños y a limpiar los escombros tras dos días de intensas lluvias.

Eta dañó parcial o totalmente techos de numerosas viviendas y tumbó árboles y postes del tendido eléctrico en Bilwi y en varias comunidades cercanas, de donde el gobierno evacuó a más de 20.000 personas.

gs (efe, ap)