Escucha esta nota aquí

La autora, de 62 años, es "no solo una de las artistas más importantes de su país, sino también una voz de África ampliamente escuchada en la literatura contemporánea", anunció este lunes (21.06.2021) el consejo de la fundación del premio. Tsitsi Dangarembga se dio a conocer por su trilogía de novelas sobre una mujer adolescente y su lucha por la autodeterminación. Escribió esa obra durante tres décadas: el primer volumen se publicó en 1988 y fue la primera novela de una autora negra publicada en su país natal, Zimbabue. El tercer volumen final no se publicó hasta 2018.

"El manuscrito había sido rechazado por varias editoriales. En un momento dado, estaba tan desesperada que empecé a publicar extractos en Facebook", relató Dangarembga. Cuando finalmente se publicó, el New York Times Book Review aclamó la novela como una "obra maestra". La trilogía de novelas también convenció al jurado del Premio de la Paz de la Fundación de los Libreros Alemanes: "La autora revela conflictos sociales y morales que van mucho más allá del contexto regional y abren espacios de resonancia para cuestiones sobre justicia global”.

Prolífica autora y cineasta

Tsitsi Dangarembga nació en 1959 en Zimbabue, que entonces aún se llamaba Rodesia. En su país natal estudió Psicología y escribió sus primeras obras de teatro. En 1988 se publicó su primera novela, "Condiciones nerviosas" -la primera parte de su trilogía- cuya traducción al alemán no llegó a las librerías hasta 2019. En 1989 fue aceptada para estudiar dirección en la Academia Alemana de Cine y Televisión de Berlín, y posteriormente se doctoró en Estudios Africanos en la Universidad Humboldt de Berlín. Al mismo tiempo, escribió el guion de la película "Neria" (1991), que se convirtió en la más vista de Zimbabue. Un año después fundó su propia productora cinematográfica "Nyeria" en Harare. A la primera parte de la trilogía le seguiría "The Book of Not".

Dangarembga también realizó sus propios documentales y largometrajes durante su carrera. Entre ellos, "Everyone's Child" (1996), el primer largometraje de una mujer negra de Zimbabue. Y "Growing Stronger", de 2005, un documental sobre dos mujeres muy diferentes que viven con sida en Zimbabue.

En 2000, Dangarembga regresó a Zimbabue desde Alemania con su familia y se dedicó a varios proyectos: entre otras cosas, fundó el Festival de Cine de Mujeres de Harare. También es directora del "Instituto de Artes Creativas para el Progreso" en África, una organización que apoya las artes audiovisuales en ese país.

Activista comprometida con derechos de la mujer

Tsitsi Dangarembga lleva muchos años involucrada como activista en el movimiento por los derechos de las mujeres y por el cambio político en Zimbabue, y es considerada una referente del feministmo. Tras llamar a participar en una manifestación contra la corrupción en julio de 2020, fue detenida. "Fui una de las pocas que sintió que nos quitaron el derecho a manifestarnos pacíficamente", dijo en una entrevista con DW. Fue puesta en libertad al día siguiente de su detención, pero "acusada de asistir a una reunión con la intención de incitar a la violencia pública, a la alteración del orden público y al fanatismo".

En Zimbabue, esta artista comprometida con su época está considerada desde hace tiempo una estrella. En 2019 volvió a Berlín como curadora del Festival del Libro Africano. A nivel internacional, en los últimos años ha captado cada vez más la atención del público: en 2020, la última parte de su trilogía, "This Mournable Body", fue nominada para la lista de finalistas para el renombrado Premio Booker. En 2021 fue galardonada con el Premio PEN Internacional a la Libertad de Expresión.

Ahora, en octubre de 2021, recibirá el Premio de los Libreros Alemanes en Fráncfort del Meno. El premio está dotado con 25.000 euros y se entrega tradicionalmente en la Paulskirche de Fráncfort al final de la Feria del Libro de Fráncfort, uno de los mayores encuentros mundiales del sector. El año pasado, el filósofo y economista indio Amartya Sen recibió el premio. Debido a la pandemia del coronavirus, el premiado solo pudo conectarse a la entrega a través de una transmisión en vivo desde Boston. Este año está previsto entregar el Premio de la Paz en persona en la Paulskirche de Fráncfort "en virtud de la normativa sanitaria vigente en este momento".

Comentarios