Escucha esta nota aquí

El próximo solsticio de invierno ocurrirá el 21 de diciembre de 2021. Para muchas localidades de Alaska, esto significa vivir días sumamente cortos o, incluso, no contar en lo absoluto con luz del sol.

El impacto varía bastante, según la ubicación de cada lugar. Mientras que en Juneau, por ejemplo, es posible contar con más de seis horas de luz solar aun en lo más profundo del invierno, otras ciudades como Fairbanks tienen casi la mitad de esta dotación solar.

Una noche de 67 días

El caso más extremo es el de Utqiagvik, población de Alaska ubicada unos 600 kilómetros al norte del llamado Círculo Ártico, frontera que contiene a la zona donde se produce el "sol de medianoche", y 2.100 kilometros al sur del Polo Norte.

A partir de este 18 de noviembre, y durante 67 días, Utqiagvik estará de noche. Sus habitantes, casi 5.000, volverán a ver el sol hasta finales de enero de 2022, como más pronto.

La gesta de los Iñupiat

Hasta 2016, Utqiagvik fue conocida como el nombre inglés Barrow. Pero un referéndum dio como resultado el cambio de nombre oficial a la denominación de la etnia Iñupiat, predominante en la zona. Utqiagvik significa "lugar donde se dan las raíces salvajes".

El invierno en Utqiagvik tan crudo, que no es posible abastecer a la localidad durante la fase más profunda del invierno. Por eso, sus habitantes deben organizar por anticipado todo el suministro de los alimentos y bienes necesaios para sobrevivir a los embates del clima, en la población más septentriolnal de toda Alaska.

Utqiagvik es ciudad hermana de Ushuaia, en Argentina, y Puerto Williams, en Chile, ambas ubicadas al otro extremo del mundo.

Comentarios