Escucha esta nota aquí

Luego de que en redes sociales circularan publicaciones de personas denunciando haber sido estafadas por la agencia de viajes Maki Tours, el Gobierno Departamental de Santa Cruz informó que actualmente se registran en Fundempresa 1.803 prestadores de servicios turísticos (firma de viajes y turismo, hospedajes y guías) en Santa Cruz, de los cuales solo el 30% trabajan de forma legal.

“Han existido muchas denuncias públicas de estafa a empresas turísticas, queremos evitar que la población caiga en este juego”, dijo Lorena Saavedra, directora de Turismo y Cultura de la Gobernación cruceña. Además resaltó que, según el artículo 300 de la Constitución Política el Estado, se  otorga a los Gobiernos Departamentales Autónomos la competencia exclusiva en regulación (ya que estos entregan las licencias de funcionamiento).

La Gobernación, a partir de enero de 2018, iniciará la fiscalización de las agencias y operadores de turismo con 21 personas (acompañadas con la policía turística), que visitarán a las agencias de turismo y revisaran las redes sociales para detectar irregularidades. Quienes no tengan la licencia de funcionamiento serán clausurados, sancionados e incluso procesados penalmente.

Saavedra aclaró que este documento se adquiere de forma gratuita y que solo deben apersonarse a las oficinas de la Dirección de Turismo y Cultura de la Gobernación, ubicada en la avenida Francisco Mora, para recibir asesoramiento.

Por su parte, Marisol Echalar, titular de la Asociación Boliviana de Agencia de Viajes y Turismo (Abavyt), indicó que cualquier agencia de viajes que opere sin la licencia que otorga la Gobernación, lo hace de manera ilegal. 

Solicitan acción inmediata
Jessica Echeverría, abogada de cuatro personas afectadas que  realizaron una denuncia formal contra la empresa Maky Tours el viernes 15 de diciembre, solicitó ayer a la Fiscalía y a la Policía que actúen de manera inmediata en contra de los acusados Nancy Jeannine A. M.,  Sissy B., Hugo Miguel F. S. y Yendy R. A. (los dos últimos son los propietarios) para que sean aprehendidas. 

“Es una estafa grandísima que ha ocurrido en Santa Cruz. Hay antecedentes de 2014, donde 60 personas fueron estafadas con paquetes para el Mundial”, sostuvo Echeverría.  

En la conferencia de prensa brindada por la profesional estuvieron presentes los denunciantes y más afectados, los cuales serían al menos 50. 

Para engañar a la mayoría de las personas, los denunciados, sobre todo Hugo Miguel F. S., solicitaban a estas uno o varios depósitos a una cuenta bancaria. Una vez que realizaban la transacción recibían la reserva del pasaje o paquete adquirido; sin embargo, luego la agencia daba de baja la reserva. Las personas no se daban cuenta del fraude hasta la fecha en la que tenían que realizar su viaje, es decir, varios meses luego de su compra.

Mauricio Tórrez, uno de los perjudicados, explicó que los acusados le vendieron un paquete para pasar Año Nuevo en San Andrés (Colombia) y otros pasajes para Miami en $us 4.300. El viaje tenía que realizarse el 28 de diciembre, pero al llamar a la aerolínea le dijeron que los boletos no existían, ya que habían sido dados de baja.

Por su parte, Rene Mérida, que forma parte de una delegación de 48 personas que tenía que viajar a Cuba entre el 15 y 22 de diciembre, manifestó que se enteraron un día antes de viajar que por cuestiones económicas no podrían hacerlo. “Hugo Miguel F. S. y Yendy R. A. nos indicaron que nos devolverían el dinero el lunes (18 de diciembre), pero el martes desaparecieron. Cada paquete es de $us 1.164, que suman casi $us 56.000”, dijo.

En otros casos, como el de María Lidia Pérez, pudieron viajar a su destino, pero  al momento de volver al país no lo pudieron hacer, ya que su reserva de retorno había sido dado de baja. 

“Compré pasajes de ida y vuelta a Miami para mi familia. Un día antes de partir  la reserva no existía. Hablamos a la agencia y nos dijeron que había un problema. Nos cumplieron una hora antes del vuelo, el cual supuestamente estaba pagado ida y vuelta. Al llegar, preguntamos a la aerolínea y nos dijeron que los boletos de vuelta habían sido dados de baja. Durante los 15 días que estuvimos allá llamábamos para pedir los boletos de retorno. El día de la vuelta no hubo nada. Compramos los pasajes en $us 2.000, pero como no teníamos el de retorno tuvimos que gastar $us 3.500”, dijo Pérez.     

Algunas de las personas perjudicadas (que estuvieron presentes en la conferencia de prensa) estiman entre $us 100.000 y $us 300.000 el monto de la estafa. 

EL DEBER visitó la oficina de Maky Tours para conocer la posición de los denunciados, pero la misma se encontraba cerrada. Un vecino afirmó que se encuentra en ese estado desde el viernes 15 de diciembre.

También fueron engañadas

La abogada Patricia Fernández, que representa a Nancy Jeannine A. M.,  Sissy B. y Yendy R. A., sostuvo que Hugo Miguel F. S. fue quien cometió el delito.

“Se valió de la buena fe y la necesidad que tienen de trabajar para involucrarlas en este caso. Estamos tratando de darles alguna solución a las personas damnificadas. Yendy R. A., que es socia de la agencia, tiene toda la voluntad de arreglar con ellos. También estamos denunciando a Hugo Miguel F. S.”, dijo Fernández.

La Fiscalía Departamental de Santa Cruz emitió ayer una orden de aprehensión en contra de Hugo Miguel F. S.  

Regulación

Competencia exclusiva 
El artículo 300 de la CPE indica que son competencias exclusivas de los gobiernos departamentales autónomos, en su jurisdicción, las políticas de turismo departamental. 

Más de Una década 
Desde hace más de 10 años, la Gobernación de Santa Cruz, a través de la Dirección de Turismo y Cultura, cuenta con el Departamento de Control y Norma para fiscalizar a las agencias y operadores de turismo.  

Nueva Ley
La Ley Departamental 147, dentro de sus 88 artículos, estipula todas las atribuciones y obligaciones de las empresas prestadoras de servicio turístico. Una de ellas es que deben apersonarse a las oficinas de la Dirección de Turismo y Cultura para obtener los requisitos de operación. 

Se necesita Experiencia
La nueva ley 147 además establece que los responsables de las empresas prestadoras de servicio turístico tengan experiencia y cuenten con una póliza de seguro.