Escucha esta nota aquí

Tras cuatro horas de negociaciones, interrumpidas por un cuarto intermedio, los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) decidieron cumplir una vigilia en las oficinas del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda. Así, dieron un plazo hasta las 5:00 de hoy para que el presidente Luis Arce firme el decreto que permite el pago de salarios atrasados y un fondo rotatorio de Bs 84 millones.

 A la 1:30 de la madrugada, el secretario de la federación de trabajadores, Omar Alcón, dijo que si las autoridades incumplen con la demanda hasta la hora convenida, entonces iniciarían el paro indefinido en los 42 aeropuertos del país, como anunciaron desde la semana pasada.

Los funcionarios de Fenta-Aasana reclaman al Ministerio de Servicios y Obras Públicas el pago de salarios completos del mes de mayo y un decreto que autorice la viabilidad de un Fondo Rotatorio de Bs 84 millones, que daría solución parcial a los problemas económicos por los que atraviesa la empresa. Más temprano, Alcón dijo que el Gobierno ofreció a los trabajadores de Aasana promulgar hoy el decreto para crear el fondo rotatorio, propuesta que fue rechazada por las bases.

Asimismo, tras cumplirse tres horas el cuarto intermedio que se dieron ayer. A las 23:00, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, exhibió la propuesta del Gobierno para llegar a un acuerdo y desactivar el paro. De forma enfática, dijo que no existe deuda y no se deben sueldos en los montos señalados y aclaró que es un fondo rotatorio de Bs 80 millones que va a permitir bajar los gastos de Aasana y es una solución a mediano plazo.

EL DEBER consultó al servicio de informaciones del aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz y pasada la medianoche indicaron que los vuelos estaban en horario y no había cancelaciones ni demoras. El 20 de mayo, los trabajadores de Aasana cumplieron un paro de actividades durante más de16 horas que provocó la suspensión de 51 vuelos nacionales e internacionales en los aeropuertos del eje central del país.

El 15 de junio, el Gobierno debía pagar los salarios adeudados; incluso desde noviembre de 2020, pero eso no ocurrió. Tampoco entregó el fondo rotatorio, a decir de Alcón. En caso de que los trabajadores decidan el paro, la dirigencia afirmó que atenderán vuelos solidarios, de emergencia sanitaria que llegan con vacunas y oxígeno e internacionales en tránsito en el territorio nacional.

Plan de contingencia

Ayer, la directora nacional de Aasana, Arminda Chacón, entregó memorándums a los trabajadores indicándoles que en caso de paro fueron designados como integrantes del plan de contingencia. Al respecto, Alcón reveló que los memorándums instruían el cumplimiento estricto de las disposiciones que emane el jefe regional de tránsito en los aeropuertos internacionales del eje troncal. Asimismo, el documento indica que en caso de incumplimiento del memorándum se tomarán las acciones procedentes en el marco de la normativa legal vigente.

Controladores alertan riesgos.

En una carta dirigida al director ejecutivo de la Dirección General Aeronáutico Civil, Celier Aparicio, la Asociación de Controladores de Tráfico Aéreo formalizó su preocupación por cómo se está viendo afectada la seguridad operacional del país. La alerta se encendió debido a la falta de personal en los servicios de tránsito aéreo y la ‘tremenda’ inestabilidad económica en el pago de haberes mensuales, factor que está contribuyendo a un estrés psicosocial.

Efectos y consecuencias

Marco Mercado, presidente de la Asociación Boliviana de Agencias de Viajes y Turismo, expuso que un paro de Aaasana perjudica no solo a los pasajeros; también a la cadena de valor del turismo, ocasionando pérdidas económicas y, a su vez, predisponiendo a que las aerolíneas prefieren cambiar de ruta y no llegar a suelos bolivianos. “El turismo es una actividad económica estratégica que tiene un efecto multiplicado”, anotó Mercado.

Comentarios