Escucha esta nota aquí

‘Sobre mojado, llovido’. Mientras la directora de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), Arminda Choque, admite que la estatal registra un déficit mensual de al menos Bs 3 millones -recibe ingresos por valor de Bs 7 millones y eroga Bs 10 millones para planilla de salarios del personal y gastos de funcionamiento-, la dirigencia de la Federación Nacional de Trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Fenta-Aasana) advierte con retomar desde mañana las medidas de protesta -huelga de hambre y paro nacional indefinido-exigiendo al Gobierno que cumpla sus demandas.

A decir de Choque, máxima autoridad ejecutiva (MAE) de Aasana, la crisis financiera que afronta la entidad técnica descentralizada dependiente del Ministerio de Obras Públicas es crítica y hoy más que nunca requiere de una reestructuración ‘profunda’ y reingeniería organizacional del personal acorde a perfiles profesionales.

Afirmó que para mejorar la situación en su gestión se realizaron ajustes, tales como reducción de horas extra y jubilación de 140 trabajadores, entre otros procesos administrativos. Insinuó que estos procesos son resistidos e incomodaron a la dirigencia de Fenta-Aasana que se oponen a los cambios para recortar los gastos y oxigenar la salud financiera de la entidad estatal. Refutó la acusación de incapacidad para dirigir la estatal que carga, sobre ella, la dirigencia sindical.

Según Choque, citada en Los Tiempos, en 2019 Aasana generaba entre Bs 14 a 20 millones por mes, ingresos que disminuyeron tras la irrupción de la pandemia de Covid-19 al país. Aasana administra 38 aeropuertos y requiere al menos Bs 3 millones por mes para su funcionamiento.

Desde Fenta-Aaasana, el secretario ejecutivo Einar Roca, descalificó la versión vertida por la MAE de Aasana. “Ella no ha tenido la capacidad de gestionar recursos para viabilizar y fortalecer el tema financiero, para garantizar el funcionamiento de los aeropuertos ni para que se paguen los salarios. Se han despedido trabajadores técnicos, controladores, meteorólogos, comunicadores aeronáuticos, entre otros, y esos cargos están acéfalos, y nosotros suplimos esos espacios sin cobrar un centavo más”, anotó el dirigente, al advertir que está a punto de colapsar la seguridad aeronáutica en Bolivia.

Roca dijo que desde mañana se reinician las movilizaciones y otras medidas y si no hay solución ingresarán en huelga de hambre e irán al paro nacional indefinido. El sector pide la destitución de la máxima autoridad de Aasana y el retorno de los tres aeropuertos de la administración de Servicios de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa) a Aasana, además del pago de salarios atrasados desde el año pasado.

Sobre los recursos que proporcionó el Gobierno en agosto (fondo rotatorio de Bs 84 millones), Roca sostuvo que fue solo para despedir gente altamente calificada y los cargos siguen acéfalos.

Racionalidad en demanda

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, exhortó a Fenta-Aasana ser racionales y no dejarse llevar por “vientos de golpe de Estado”.

Anotó que los paros, en algunas regiones del país, ocasionaron importantes pérdidas de recursos económicos al Estado. “Tenemos que hacer una reestructuración para que Aasana pueda ser solvente. Entonces, les pido que no se dejen llevar por estos vientos de golpe de Estado y no sean partícipes”, exhortó el ministro.

Comentarios