Escucha esta nota aquí

La libertad de negociación en condiciones de equilibrio entre partes es el mejor sistema para evitar conflictos y restricciones al normal desarrollo de actividades económicas. Así lo afirmó Reinaldo Díaz, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), durante una conferencia de prensa. 

“Como sector agropecuario queremos crecer a tasas elevadas y generar mayores ingresos para nuestro país, porque hoy más que nunca necesitamos sumar esfuerzos para salir de la crisis económica en la que nos encontramos”, dijo el productor, en una coyuntura por la advertencia realizada por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural de suspender los cupos de exportación de soya si la industria oleaginosa no abastece con los insumos derivados de la soya al mercado interno.

Los productores sostienen que manejar los sectores en base a restricciones siempre va dar lugar a desequilibrios y unos sectores se van a sentir más afectados que otros, lo que genera incertidumbre para las inversiones de largo plazo que son las que mejoran los rendimientos y la competitividad de un país.

Díaz considera que no es correcto que, con el pretexto del abastecimiento del mercado interno, que no llega al 30% de la producción, se pretenda castigar al productor agrícola en un momento en el que después de cinco años el precio de la soya empieza a recuperarse y aparece como un aliciente para paliar en parte las deudas rezagadas que dejaron anteriormente precios bajos y malas cosechas.

Por ello, es que los productores piden a las autoridades, reconsiderar el mecanismo de cupos y franjas para ir a un sistema de indiferencia, esto permitirá equilibrio entre todos los actores de la cadena y lo más importante, libertad en cuanto a cantidad para los contratos entre productores y consumidores. 

El beneficio de este sistema es también para las autoridades que se evitarán conflictos y gastos que se generan por mantener este método que complica a todos.

Comentarios