Escucha esta nota aquí

Las acciones de las grandes empresas tecnológicas volvieron a caer el martes, continuando la trayectoria descendiente entre las compañías que hace apenas una semana impulsaban a Wall Street a máximos históricos, reportaron medios especializados en el sector bursátil.

El índice S&P 500 cedió 95,12 puntos, o 2,8%, para terminar en 3.331,84 y registró su primera racha perdedora de tres días en casi tres meses. Las grandes empresas, que fueron la razón principal por las que el mercado se recuperó de las pérdidas ocasionadas por la pandemia de coronavirus, sufrieron las caídas más pronunciadas. Apple se hundió 6,7%, Microsoft bajó 5,4% y los títulos tecnológicos del indicador retrocedieron un 4,6%.

El promedio industrial Dow Jones cedió 632,42 unidades, o 2,2%, para situarse en 27.500,89. El compuesto Nasdaq, que está repleto de acciones tecnológicas, perdió 465,44 enteros, o 4,1%, para establecerse en 10.847,69 y ha caído un 10% desde que impuso su último máximo histórico el miércoles.

Los títulos tecnológicos habían sido los consentidos de Wall Street por la expectativa de que pueden seguir generando un fuerte crecimiento de ganancias casi independientemente la economía y la salud a nivel mundial. Las acciones tecnológicas en el S&P 500 siguen arriba por casi 23% en 2020, y Amazon ha incrementado 70,5% incluso cuando la tasa de desempleo permanece en altos niveles y gran parte de la economía sigue en problemas.

Los analistas dijeron que una intensa actividad para las opciones de compra de acciones de las grandes compañías tecnológicas aumentó aún más las ganancias recientemente. Con ciertos tipos de opciones, los inversionistas pueden generar enormes ganancias en una acción, sin tener que pagar por todo su valor, siempre y cuando el precio de la acción siga subiendo. Si una cantidad suficiente de estas opciones de compra se venden, puede crear un frenesí de compra de acciones que acelera aún más las ganancias.

Pero toda esa actividad puede disminuir rápidamente y hacer caer los precios si la tendencia se revierte, que es lo que ocurrió la semana pasada. Las acciones de Apple cayeron 3,1% para registrar su segunda pérdida semanal en 14 semanas. En tanto, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años terminó en 0,67%, respecto al 0,72% que registró el viernes.

Por su parte, las acciones del sector energético registraron algunas de las mayores pérdidas del mercado debido a la caída en los precios del crudo cayó. Apache perdió 10,7% y Diamondback Energy cedió 10% luego de que el crudo estadounidense de referencia bajó $us 3,01 para cerrar en 36,76 dólares por barril. La mezcla Brent, de referencia internacional, perdió $us 2,23 y se ubicó en 39,78 dólares por barril.

Apple registró la mayor pérdida en capitalización de la historia

El pasado jueves se registró una venta masiva en los mercados, especialmente en Wall Street, donde las acciones tecnológicas siguieron siendo las protagonistas, pero esta vez en negativo, según Investing.com

El Dow Jones cerró un 2.78% a la baja, a 28,289.63; el S&P 500 perdió un 3.51%, hasta los 3,456.79, y el Nasdaq cerró con una pérdida del 4.96%, a 11.458,10 puntos.

Particularmente importante desde el punto de vista estadístico fue el cierre negativo de Apple, que bajó un 8%, su segunda caída porcentual, estableciendo la mayor pérdida en capitalización de mercado en la historia con $us 180.000 millones perdidos.

El récord anterior en EEUU lo ostentaba Facebook, establecido en julio de 2018, cuando perdió $us 120,000 millones en una sola sesión debido a los decepcionantes resultados trimestrales y el escándalo de Cambridge Analytica. En cuanto al récord mundial, este es para Volkswagen, cuando en octubre de 2008 registró en Alemania una pérdida de $us 143.000 millones.

“Habiendo agregado hasta el 87% del valor antes de que comenzara el declive, Apple se encuentra en la cima de la pirámide de las empresas estadounidenses más valoradas, con una capitalización de mercado de más de $us 2 billones, la primera empresa estadounidense para alcanzar este hito”, afirma Pinchas Cohen, analista de Investing.com

“El hecho de que Apple haya alcanzado este hito durante la peor pandemia mundial de los últimos cien años demuestra la capacidad del fabricante de iPhone para vender sus productos incluso durante la agitación y la incertidumbre económica”, señala el experto.

Además, aunque los analistas de JP Morgan creen que “los inversores han reconocido ampliamente la valiosa valoración de Apple”, el banco ve más margen de crecimiento para las acciones y, de hecho, han elevado su precio objetivo a $us 150, desde los 115 valorados en la división.