Escucha esta nota aquí

La Aduana Nacional de Bolivia revisará “caso por caso” la situación de los camiones decomisados por contrabando, como también remarcados. La decisión fue acordada por la gerencia general de la administración aduanera y representantes del transporte pesado nacional e internacional.

A la conclusión del encuentro, el secretario ejecutivo del sector de transporte pesado, Hugo Domingo Ramos, ponderó la apertura de la Aduana y explicó que “la estatal agilizará a la brevedad posible, caso por caso, la situación de los camiones decomisados por contrabando para ser liberados”.

El acta de conclusión de la reunión señala que se trabajará aspectos particulares para el sector del transporte en relación a “plazos más cortos y agilización” del procedimiento de contrabando contravencional.

“La revisión también comprende los camiones remarcados que fueron nacionalizados anteriormente”, refirió Ramos, al dar cuenta de que el sector remitirá a la Aduana una lista de casos puntuales para la verificación y análisis a fin de buscar soluciones de carácter general en los vehículos nacionalizados que pueden tener remarcación.

Está previsto el envío de una base de datos a Diprove o generar un procedimiento de información, a través de un usuario del Sistema Único de Modernización Aduanera (SUMA).

La anterior semana surgió el pedido de algunos representantes del transporte pesado que observan el procedimiento para los casos de contrabando. La presidencia ejecutiva de la Aduana instruyó la coordinación y trabajo permanente desde la entidad aduanera para dar soluciones a los sectores y así a fin de dinamizar la economía nacional.