Escucha esta nota aquí

 Al menos 1.000 pequeñas y medianas empresas (pyme) de Tarija pueden cerrarse por el incremento salarial del 0,67% que dispuso el gobierno central, advirtió la Federación de Empresarios Privados.

La gerente general, Patricia Vargas, afirmó que el 80% de la base empresarial son las pequeñas y medianas empresas (pymes).
"El incremento salarial va a dejar totalmente fuera de mercado a muchas empresas de este sector, considerando que permanecieron cerradas por el año atípico a causa de la pandemia de Covid-19. No podrán asumir un incremento en sus costos laborales", indicó.

En la actualidad cada pyme debe asumir el promedio de $us 516 por trabajar con un salario mínimo.

Ante esta realidad de las pequeñas y medianas empresas, la Federación de Empresarios Privados de Tarija (Fept) rechazó el incremento salarial del 0,67% y los proyectos de la Ley de Derechos Adquiridos y la Ley de Garantías de Estabilidad Laboral porque vulneran los principios jurídicos en la Constitución Política del Estado (CPE).

"Tarija se encuentra atravesando por un proceso de crisis económica por sexto año consecutivo con una tasa de crecimiento negativo del PIB, a fines del 2020 fue de -14,2%. Un aumento salarial derivará en una ola de cierres y despidos para una gran cantidad de trabajadores", reafirmó la institución empresarial.

La Fept hizo un llamado al gobierno central y trabajadores a generar espacios de diálogo constructivo para promover una economía diversa y sostenible.


Comentarios