Escucha esta nota aquí

Organizaciones del aparato productivo de Santa Cruz cierran filas para lograr la liberación total de las exportaciones del grano de soya y así sortear las pérdidas de $us 280 millones atribuidas a los bajos precios, a escala global y en el mercado interno.

Es así que la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple) y la Asociación Departamental de Porcinocultores (Adepor) manifestaron que hasta mañana se debe dar luz verde a su demanda, para posteriormente apuntar a un ‘pacto productivo’, cuyos ejes punta de lanza sean el acceso a biotecnología y mercados de exportación.

Erich Fleig, presidente en ejercicio de la CAO, señaló que las restricciones lejos de resolver los problemas de abastecimiento solo frenan el incremento de la producción, debido a la incertidumbre de la comercialización entre los productores. Asimismo, afirma que todos los sectores apoyan este pedido, toda vez que el mercado interno consume solo un 30% de la producción.

“Nos hemos pronunciado solicitando la liberación plena de las exportaciones como principio para dar seguridad a las inversiones de largo plazo, para una mayor tecnificación e incremento de la productividad. Es momento de levantar las medidas que frenan la producción y tienden a incrementar las importaciones de alimentos con efectos negativos”, dijo Fleig.

Mañana vence el plazo

El presidente interino de Anapo, Fidel Flores advirtió que el plazo de 72 horas dado al Gobierno para que atienda sus demandas se mantiene vigente. De no haber una respuesta satisfactoria, dijo que el jueves comenzarán los bloqueos de carreteras en zonas productivas (Chané, San Pedro, San Julián, El Puente, Cuatro Cañadas, Pailón, entre otros sectores). Sin embargo, dejó entrever que existe un acercamiento con el Gobierno, por lo que es optimista que tendrá una resolución positiva para el sector.

“Ya hemos tenido algunos acercamientos para ir elaborando el tema de la liberación a la tecnología, más que todo de la libre exportación del grano… se está adelantando esos temas”, refirió Flores, al detallar que también han propuesto crear un ‘pacto productivo’ para que el Gobierno permita el uso de la biotecnología y la apertura de mercados y de esta forma expandir la producción y las áreas cultivadas de soya.

Para el gerente general de Anapo, Jaime Hernández, la liberación total e irrestricta del grano de soya y el acceso a la biotecnología son los ejes irrenunciables para encontrar una solución estructural a la problemática de bajos precios que castiga a los productores, el eslabón más débil del complejo productivo oleaginoso.

Hizo notar que el sector no acudirá a la convocatoria de mesas técnicas y que esperarán una decisión política, hasta mañana, de los temas planteados, caso contrario, harán cumplir el bloqueo. “Solo pedimos condiciones para producir más y obtener un precio ‘justo’ acorde a los intereses de los agricultores”, sentenció.

Hasta el cierre de la edición, se buscó la lectura del Gobierno referente al pronunciamiento, sin obtener respuesta. No obstante, la semana pasada el ministro César Cocarico se reunió con sectores para instalar mesas técnicas, principalmente de pequeños productores del norte y este de la región.

Tags