Escucha esta nota aquí

En pleno avance imparable de la tercera ola de la pandemia de coronavirus en Bolivia, las agroindustrias azucareras de Santa Cruz (Aguaí, Guabirá y La Bélgica) desafían la crisis sanitaria y económica y anuncian proyectos de inversión por valor de $us 108 millones para potenciar la producción de combustible verde (etanol), energía eléctrica para el Sistema Interconectado Nacional (SIN) e incursionar en nuevos negocios (fábricación de caramelos), agregando valor a la azúcar refinada.

Ayer, en el acto de inicio de la novena zafra del Ingenio Sucroalcoholero Aguaí, el presidente de la agroindustria Cristóbal Roda, afirmó que, en el último año, en pandemia, invirtieron más de $us 30 millones en dos proyectos estructurales, montaje de una segunda caldera con una capacidad de 160 toneladas de vapor hora (TMVH) y un nuevo turbogenerador de energía renovable que permitirá inyectar 60MW/hora al SIN.

Anotó que con la nueva caldera y trabajando a máxima capacidad, Aguaí está en condiciones de producir 90 millones de litros de alcohol anhidro al año, lo que implicaría una sustitución en la importación de gasolina de similar volumen y un ahorro de divisas de más de $us 90 millones, al margen de muchos efectos multiplicadores sobre la demanda interna del país. Roda refirió que la cadena agroindustrial de la caña de azúcar del país está en condiciones de ofrecer más de 300 millones de litros de etanol de ‘energía limpia’ y poner a disposición del SIN una potencia de más de 160 MW/hora.

A su juicio, la producción de etanol de los ingenios, puede ser utilizada como una herramienta de soberanía energética, permitiendo no solo sustituir las importaciones de carburantes, ahorro de divisas por más de $us 215 millones al año, generación de más empleos, más octanaje en la gasolina, más impuestos para el Estado y mayor cuidado del medioambiente.

“Usted señor presidente, lanzó la invitación a la población boliviana de que en un acto patriótico se promueva el ‘consumo de lo nuestro’, es decir, productos hechos en Bolivia, con el fin de fortalecer la demanda interna y evitar la utilización de divisas en la importación de productos. Lo invitamos a que dentro de la misma política de Gobierno que ha marcado, fomente el consumo del etanol, de energía limpia, proveniente de los campos agrícolas de La Paz, Tarija y Santa Cruz”, enfatizó Roda.

En los aprestos para la zafra cañera, el presidente del ingenio azucarero La Bélgica, Rodrigo Gutiérrez, indicó que, sin contar las inversiones en compra de predios agrícolas, en la planta de etanol y deshidratación, la nueva línea de molienda y la construcción de una nueva caldera de 50 TMVH -entrará en operación en octubre- han invertido casi $us 20 millones.

Adicionalmente, Gutiérrez explicó que este año diversificarán su portafolio de negocios con las fábricas de dulces (chicles, caramelos duros y blandos, gomitas y chupetes con y sin relleno) y de envasado de líquidos -bebidas a base de azúcar, pero no carbonatadas-.

En ambos proyectos estiman una inversión de $us 8 millones. Este año, La Bélgica proyecta procesar más de 1 millón de quintales de azúcar y entre 15 y 17 millones de litros de etanol.

El Ingenio Azucarero Guabirá, según su presidente Carlos Rojas, en 2020, junto a los cañeros, invirtieron más de $us 50 millones para ampliar la capacidad de la factoría en destilación y deshidratación para producir un millón de litros de alcohol por día. Perfila una molienda de 3 millones de toneladas de caña de azúcar en la zafra 2021.

A juzgar por el titular de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), Jean Pierre Antelo, las inversiones efectuadas por las agroindustrias azucareras en los últimos 12 meses, en plena pandemia, con seguridad superan los $us 100 millones y, si se desplegaría todo el potencial del programa etanol, permitirían un ahorro de divisas superior a los $us 200 millones, mayor fuentes de empleos, desarrollo en las áreas rurales y urbanas y una reactivación económica mucho mas rápida.

En la otra vereda

La semana pasada, citado en ABI, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, informó de que se colocaron 1.100 créditos productivos por un monto de Bs 133 millones a través del Fideicomiso para la Reactivación y Desarrollo de la Industria Nacional (Firedin) para la sustitución de importaciones (SiBolivia), en beneficio de la micro, mediana, grande y pequeña empresa del país.

La Empresa Azucarera San Buenaventura proyecta una producción de más de 356.000 quintales de azúcar y más de 1,7 millones de litros de alcohol en la zafra 2021.

Comentarios